1.-Santo Domingo de Bonaval y el antiguo cementerio de Santiago

Igl1Los dominicos, fundados por santo Domingo de Guzmán, y con grandes maestros entre ellos como el filósofo y teólogo santo Tomás de Aquino, tienen por lema “Veritas“, la Verdad, y como emblema un perro llevando en la boca una antorcha: fieles a la Iglesia como la fidelidad del perro, entregados al cuidado del rebaño como ellos, alumbrando entre las dudas y vacilaciones de la sociedad de entonces y hoy como la llama que alumbra.

-Todos los frailes mendicantes vivían sin propiedades, compartiendo en comunidad como todos los religiosos, entre la oración, el estudio y el trabajo, sobre todo de predicación y enseñanza entre el pueblo y las primeras universidades medievales

-Promovieron la oración del rosario como meditación “contemplando” (imaginando o viendo en imágenes artísticas) los misterios de la fe cristiana: esos quince grandes instantes donde Cristo, María y los Apóstoles hacen presente a Dios entre nosotros.

-Domingo de Andrade es uno de los grandes escultores gallegos que a principios del siglo XVIII, promovido por un arzobispo de Santiago dominico, venido de México, fray Antonio de Monroy, que dejó grandes obras en este convento y en la Catedral. Es famosa la triple escalera de caracol y la torre de la Berenguela de la Catedral.

-El lugar también es muy significativo para la cultura e historia gallega: Museo do Pobo Galego y Panteón de Gallegos Ilustres, en la única iglesia con una nave gótica original en Santiago, de una belleza y estilización luminosa y muy clara. Detrás está el huerto del convento y el antiguo cementerio de Santiago hoy convertido en parque pero todavía visible como cementerio. Una parte lo es en la actualidad para la “cofradía del Rosario” de Santiago.

igl11