~ VIDA ABUNDANTE ~

Publicado por Miguel Castaño El 01 mayo 2012 0 comentarios



“Mis ovejas escuchan mi voz; yo las conozco y ellas me siguen.
Yo les doy vida eterna y no perecerán jamás,
y nadie las arrebatará de mi mano.
El Padre, que me las ha dado, es más grande que todos,
y nadie puede arrebatar nada de la mano del Padre.
Yo y el Padre somos uno”.


del Evangelio del día (Jn 10, 22-30)

0 comentarios por ~ VIDA ABUNDANTE ~