Hoy el cielo ha estado más abierto y el sol ha acompañado en el segundo Domingo de Misión, pero el domingo pasado el arranque fue bajo la lluvia como nos cuentan ellos es la crónica que nos mandan:

Como es parte de nuestro paisaje cotidiano, el domingo amaneció lloviendo en toda Galicia, pero eso no fue impedimento para que se convirtiera en un día de sol radiante para la evangelización.

Jesucristo, “el sol que nace de lo alto”, y que ilumina la vida de todo hombre, se paseo por las plazas de nuestras ciudades, encarnado en tantos hermanos de su Iglesia que peregrina en la diócesis de Santiago.

Cómo se ha anunciando en este último mes, el Camino Neocatecumenal esta llevando adelante en todo el mundo, una iniciativa de evangelización, que responde a la llamada universal de la Iglesia en este año de la fe, a dar testimonio público de la fe y llevar a los hombres el tesoro mas grande que se puede recibir: la vida eterna y el perdón delos pecados. Es así como durante la preparación de dicha misión se ha invitado a toda la realidad eclesial de nuestra diócesis, a unirnos en esta esencial misión de todo cristiano.

A las 12:30 en la Plaza Cervantes de Santiago, a las 12:30 en el Paseo de la Alameda de Marín, y a las 12:00 en el Palco de la Música de La Coruña, se reunieron todos los hermanos de estas ciudades que han querido participar de la iniciativa, y con una cruz alzada, un cartel con el rostro de Cristo que anunciaba la misión, un megáfono, y un buen paraguas, hicieron presente que Cristo está vivo y que actúa en nosotros. “Esta liberación y alegría que experimentamos no nos la podemos guardar para nosotros mismos, la compartimos hasta por las calles a todo aquel que la quiera recibir”, nos decía Saray de Santiago, una chica de 24 años que se encontraba en el grupo.
El encuentro comenzó con cantos y danzas de los hermanos, y luego algunos de ellos espontáneamente dieron su experiencia de fe. Una chica inmigrante de 19 años, un padre de familia de 35, un adolecente de 17, una madre que acaba de perder a su hijo de 35 … con la sencillez de “estar en familia” y la convicción de lo que uno a experimentado en carne propia, se dio a caudales “gloria a Dios” con el testimonio de fe de tantas personas concretas y reales.

Luego un catequista tomó la palabra y ofreció una breve predicación a todo el que  pasaba por la calle o se acercaba a escuchar. En este primer encuentro se planteaba una interrogante en la catequesis: ¿Existe Dios? ¿Quién es? ¿Tengo alguna experiencia de su presencia? ¿Me sirve para algo? ¿Qué pinta Dios en mi vida? Y tomando pié de estas preguntas, que bajo distinta formulación subyacen a la vida de todo hombre, se anunciaba explícita y directamente la gran noticia que salva a todo hombre: ¡No estamos solo en la existencia! ¡Dios es tú padre, y te a creado para una vida eterna, te conoce, conoce tus sufrimientos y a enviado a su Hijo Jesucristo a dar la vida por ti, a darte el perdón de los pecados y a abrirte las puertas del cielo!

En La Coruña, por problemas de permisos con el ayuntamiento, se hizo de una manera mas personal, todos los reunidos se dividieron en parejas y salieron anunciar a los transeúntes su experiencia y el mensaje de la salvación.

Y es así como, bajo la lluvia y la apariencia de ninguna cosa espectacular, aconteció en las plazas de nuestras ciudades, lo mas extraordinario que puede ocurrirle a un hombre: encontrarse con Jesucristo vivo. Jesucristo que se hace presente en su Iglesia, que son personas concretas, testigos de la acción y el amor de Dios. Jesucristo que regala la fe, a quien quiere acoger, algo tan sencillo e “intangible” como es la palabra, la predicación, el anuncio de la noticia que salva al mundo. La misma palabra, el mismo anuncio que recibió la Virgen María de boca del arcángel Gabriel,  que acogió en su corazón y que gesto a Cristo para todos nosotros.

Cómo no correr al encuentro del Señor que sale a nuestros caminos de una manera tan explícita durante esta pascua. Compartamos la alegría que significa estar en la Iglesia, haber encontrado “la perla preciosa” de la fe y unámonos a toda la Iglesia durante estos domingos de pascua, para testimoniar al mundo la fe que vivimos.

¡Os esperamos a todos!

SANTIAGO DE COMPOSTELA:  Plaza de Cervantes  12:30 hrs.
LA CORUÑA: Palco de la Música (frente al Kiosco “Alfonso”) 12:00 hrs.
MARÍN: Alameda de Marín  12:30 hrs.

0 comentarios por El Camino Neocatecumenal nos cuenta cómo fue el inicio, la semana pasada, de la Misión en el Año de la Fe, en nuestra Diócesis