3.- Capilla General de Ánimas

igl3Esta iglesia es famosa por su expresiva representación de las “almas” difuntas en el fuego, imagen que podría asustar si no fuera el fuego símbolo de purificar y “forjar” como los metales, y el rostro de las almas no estuviese sereno y tranquilo, mirando hacia arriba. Más allá de las dificultades de esta vida, purificados de nuestras tibiezas y frialdad a través del fuego del Espíritu llegaremos “más allá”, más alto, más lejos. Respecto a esas dificultades, el interior es famoso por su magnífica representación  del  “Viacrucis”,  Dios caminando entre los hombres que sufren en el camino de la cruz de Jesús, representación en bajo relieve de estuco y madera, pintado, en grandes dimensiones, en una iglesia amplia y luminosa para, una vez más, levantar la vista de esos caminos de cruz hacia la gloria. El Viacrucis  es,  a  pequeña  escala,  un  símbolo, como el Camino de Santiago o este pequeño itinerario por Santiago, de nuestro caminar penitencial pero de purificación y renovación.

“Las ánimas” no son fantasmas o espíritus vagantes: cuando termina nuestra peregrinación en esta vida, “creo en la resurrección de la carne”, Dios nos acoge en sus brazos de Padre con misericordia, y a unos y otros, “creo en la comunión de los santos”, nos mantiene unidos de alguna manera más allá del abismo de nuestros pecados, “creo en el perdón de los pecados”, y más allá de la frontera de la muerte: “creo en la vida eterna.”

igl33