5. Iglesia de la Compañía de Jesús (Universidad)

igl6Desde la puerta de la Iglesia se ve otra puerta de la ciudad, el arco de Mazarelos, por donde entraban los víveres que, de la comarca del Ulla, se vendían en el mercado de la ciudad. Enfrente de dicha puerta el convento  femenino  de  la  Merced nos recuerda la Orden de la Merced “de redención de cautivos” y la obra de  misericordia:  “visitar  a  los presos”, y mucho más que eso: ofrecerse en su lugar, como hicieron los mercedarios. Fuera de la ciudad (antes era ayuntamiento independiente,  hoy  un  barrio)  se levanta el monasterio masculino, la Merced de Conxo.

Los jesuitas siempre estuvieron muy presentes en dos ámbitos: enseñanza y misiones. En la “frontera” de la fe, entre aquellos que no conocen el Evangelio, o que ansían la verdad crítica.

igl66