8.- San Pelayo de Antealtares

igl10Pelayo  (Paio  en  gallego)  fue  un  niño  gallego mártir del siglo IX, cuya devoción se extendió por toda Galicia y en el Sur desde entonces como modelo de “bienaventurados los limpios de corazón” y los perseguidos por Cristo y por el Evangelio. Lleva su nombre este monasterio benedictino femenino heredero de aquel primero que, desde que se descubrió la Tumba de Santiago, se encargó de velar por el cuidado espiritual de los restos del Apóstol. La visita a san Pelayo es paralela a la de san Martín: en ambos está presente la figura de san Benito, maestro de monjes y consejero espiritual de toda Galicia en los monjes (san Martín) y monjas (san Pelayo) repartidos por toda la geografía como luces y hogares por montes y valles.

igle101