Antonio Roura Lenguas, párroco en A Coruña

Falleció en la parroquia de S. Jorge el 20 de junio de 2016. Allí  trabajó como sacerdote más de 50 años. Nació el 11 de junio de 1937.

Nació en la Coruña y fue alumno de la Grande Obra de Atocha. Allí le conoció D.Baltasar Pardal que le dijo a las directoras que lo cuidasen bien,  pues le parecia que iba para sacerdote, como así fue.

En esa parroquia de S.Jorge,  hizo una gran labor. Diversas  restauraciones  en el templo y en el edificio anejo y al mismo tiempo predicando la santidad a sus feligreses.

Tuvo una intensa actividad pastoral y consiguió la ayuda de otros sacerdotes. Esta actividad fue fundamentalmente de formación: retiros, cursos de retiro, Escuela de teología, atención a  asociaciones  como Adoración Nocturna etc.

Se preocupó de la dirección espiritual en su iglesia teniendo siempre confesores a disposición de los fieles y dedicándole, él mismo,  horas a esta estupenda labor de misericordia. De esta dirección espiritual surgieron diversas vocaciones para las más variadas instituciones según el Espíritu  Santo  empujaba.

Era de  muy buen corazón y hablando con él se sentía comprensión y afecto. Tenía muchos amigos sacerdotes y estaba abierto a todos. Basta ver los correos electrónicos que surgieron con motivo de su fallecimiento en los  que se  ve  el interés por D. Antonio.

Hizo estudios de sociología en Roma y se hizo muy conocido en diversos ambientes por su tesis sobre  el derecho a la huelga que le solicitaron  con interés distintos colectivos.

En su enfermedad estuvo muy bien atendido espiritual y materialmente. No se daba cuenta de lo que sus amigos y familiares hacían por él, pero ahora ya junto a Dios,  se entera de todo.

D. Antonio estaba asociado a la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz desde hacía muchos años, y seguramente, eso fue el motor de todas  sus actividades pastorales. Para que un sacerdote sea admitido en esta sociedad sacerdotal ha de tener conciencia de haber recibido una llamada de Dios a buscar la santidad según el espíritu del Opus Dei que comporta algunas condiciones, como amor a la diócesis y unión con todos los miembros del presbiterio diocesano. Obediencia y veneración al propio obispo, piedad, estudio de la ciencia sagrada, celo por las almas y espíritu de sacrificio. Esfuerzo por promover vocaciones. Afán por cumplir con la máxima perfección los encargos ministeriales.

Tuvo otras muchas labores apostólicas como la fundación del la Cofradía del  la Pasión del Señor y de Nuestra Señora del Mayor Dolor. Una cofradía de gente joven de la que fue consiliario; fue colaborador y director durante algún tiempo de la hoja parroquial  Faro.

Estuvo también  de administrador de las parroquias de Coirós y Orro. Colaboró con las misiones en Honduras. Fue  miembro del Consejo de Presbiterio  y Arcipreste de Faro etc.

Fue velado en la misma iglesia de S. Jorge y muchos pasaron a rezarle y a encomendarse a su intercesión. El sr. Arzobispo que no podía asistir al funeral le fue a visitar en la iglesia en donde, de rodillas,  rezó un largo rato. Había un gran afecto entre los dos.

La Misa del funeral fue presidida por el Sr. Obispo Auxiliar y concelebraron unos 90 sacerdotes. La iglesia estaba llena y a la hora de la comunión fueron muchos de toda edad y condición que se acercaron a comulgar.

En su homilía el Sr Obispo hizo una breve  biografía de D. Antonio y habló de la configuració del   sacerdote  con Cristo, instrumento vivo en  manos de Dios.. animó a pedir por las jóvenes vocaciones, cosa que se hizo también  en la oración de los fieles.

Al  final el actual administrador de la parroquia D. Nicolás,  dio las gracias a todos aquellos que habían colaborado y ayudado a D. Antonio. Lo mismo hizo el Sr. Obispo que agradeció a los compaaañeros sacerdotes del arciprestazgo y a la prelatura del Opus Dei,  que acomañasen a D. Antonio en los distintos momentos de su vida.

Víctor Manuel Sánchez Lado
Párroco de S. Cayetano