Apertura de curso de Equipos de Nuestra Señora en A Coruña

Matrimonios del Sector de A Coruña de Equipos de Nuestra Señora (ENS) se reunieron ayer sábado en los locales de la Parroquia de los Carmelitas en la ciudad herculina para dar comienzo formalmente al curso 2015/16. En el encuentro participaron los responsables regionales de Galicia y los responsables del sector coruñés. Tras el acto de acogida, tuvo lugar un encuentro de oración y, en este clima, dos jóvenes matrimonios hicieron su compromiso para la integración en sendos equipos, después de su correspondiente periodo de preparación o de “pilotaje”. A continuación, los responsables informaron sobre los grandes objetivos de este curso, así como del calendario de actos previsto en los próximos meses, tanto a nivel del sector de A Coruña como de los encuentros compartidos a nivel regional de Galicia.

El tema de estudio para este curso es “Sed misericordiosos. Vivir la misión con alegría”, en sintonía con el Año Jubilar de la Misericordia establecido por el papa Francisco. También se presentó la edición en castellano del libro del padre Caffarel “En presencia de Dios. Cien cartas sobre la oración”, editado por PPC. El encuentro finalizó con la celebración de la Eucaristía en la parroquia de los Carmelitas, uniéndose los matrimonios de Equipos de Nuestra Señora a la misa vespertina parroquial de los sábados.

Los Equipos de Nuestra Señora son un movimiento de matrimonios, dirigido y coordinado por matrimonios que se organizan en grupos llamados equipos integrados entre 4 y 6 parejas, acompañadas por un sacerdote consiliario. Los ENS nacen en el París de la II Guerra Mundial y en la postguerra se constituyen en movimiento aprobando la Carta Fundacional en 1948. El Padre Henri Caffarel, preguntado por algunos jóvenes matrimonios sobre cómo podrían ir más allá en sus promesas bautismales y qué les podría ayudar a vivir la fe en pareja, elabora un método que favorece la comunicación en el matrimonio en profundidad y a la luz de Cristo. Es así como la Espiritualidad Conyugal, se nombra por primera vez en la historia de la Iglesia y se constituye en el carisma fundamental de este movimiento.

Los ENS están pensados para dar respuesta a todos aquellos matrimonios que busquen ser felices siguiendo a Cristo juntos y buscando cumplir su voluntad. Se llaman “equipos” porque tienen un objetivo común, que es ayudarse mutuamente en el progreso espiritual y humano; conocer mejor a Dios, encontrarlo en la oración, ayudarse mutuamente, estudiar juntos y orar los unos por los otros. Y se ponen bajo el patrocinio de “Nuestra Señora” porque es María la que les ayuda a acercarse a Jesucristo, quien es el centro de la vida espiritual de los miembros de los ENS.