Más de 100 niños de la catequesis parroquial, ataviados de época, acompañaron la solemne procesión del pasado domingo de ramos en Santiago de O Burgo. Tras la celebración de las 24 horas de Adoración eucarística en el templo parroquial, con notable afluencia de los fieles para la oración y las confesiones, el acto de la bendición de los ramos marca el inicio a los oficios de semana santa en el popular barrio de O Burgo.