Cáritas: los derechos sociales, pobreza y exclusión

La transformación de lo viejo a lo emergente en el plano actual, teniendo en cuenta las sociedades de pleno empleo y las de empleo parcial, fue el eje central de la conferencia pronunciada en el Instituto Teológico Compostelano (ITC), por el técnico de Cáritas Diocesana, Jorge Piñeiro, dentro del ciclo organizado para sacerdotes diocesanos. Profundizó en la agricultura e industria y los servicios, insistiendo en estos planteamientos relacionados con el trabajo y el consumo como identidad

Destacó rasgos característicos como la sociedad líquida “sin cohesión, fácilmente deformable, sencilla de adoptar a un espacio o recipiente”. Insistió en que “lo que hoy es válido, mañana se desecha, a las personas se las trata como a desechos, todo es objeto de consumo”.

Se refirió al mercado del producto, y al crecimiento y desarrollo, “los consumidores finales pierden las características de personas humanas e individuales para pasar a ser una masa de consumidores a quienes influir a través de técnicas de marketing”.

Habló de los mercados financieros en el contexto actual y su intermediación en los sistemas políticos, sociales y culturales “llevan al individuo a su desaparición como persona humana”.

Cuando definió la pobreza y sus características señaló que “la situación de personas, familias y grupos, cuyos recursos económicos, sociales y culturales son tan limitados que les excluyen del modo de vida que se considera aceptable en la sociedad en la que viven”. En cuanto a los procesos insistió en que están directamente relacionados con territorios, edades y género. Destacando los aspectos como empleo, educación, vivienda, salud y protección social. Finalizó refiriéndose a los compromisos de ayuda en las parroquias, profundizando en la acción social desde los planteamientos de Cáritas.