Comunicado del obispado de Mondoñedo-Ferrol tras los lamentables incidentes en la iglesia parroquial de Santo Estevo de Sedes y en la capilla de San Vicenzo de Placente

Como han informado diversos medios de comunicación, en la madrugada del viernes al sábado 11 de junio, la iglesia parroquial de Santo Estevo de Sedes, en Narón, y la capilla de San Vicenzo de Placente, en esta misma parroquia, fueron objeto de actos vandálicos. En sus puertas de madera se colocaron contenedores ardiendo, impidiendo el acceso al interior. Además, el autor o autores intentaron que el fuego se propagase dentro de los templos, lanzando objetos ardiendo a través de las ventanas, poniendo en peligro objetos de culto.

El obispado de Mondoñedo-Ferrol expresa su profundo pesar por estos hechos violentos, contrarios a una convivencia pacífica en una sociedad libre, plural y respetuosa. Hechos que causan daño y propician malestar, ofensa y confusión. Igualmente, se solidariza con los feligreses, los vecinos y el párroco, heridos en sus sentimientos religiosos más profundos.

La comunidad diocesana de Mondoñedo-Ferrol, fiel a sus valores cristianos, quiere seguir contribuyendo a la construcción de una sociedad justa y pacífica, fundada en el respeto, la responsabilidad, la libertad, la armonía y el perdón. Y hace un llamamiento a la serenidad en cualquier circunstancia.

 

Fotografía: La Voz de Galicia. Edición Ferrol (Ángel Manso) y SPEIS Narón