En la mañana de hoy, su Majestad el Rey de España, Felipe VI, ha llamado al presidente de la Conferencia Episcopal Española, el arzobispo de Barcelona cardenal Juan José Omella.

En el transcurso de la conversación Felipe VI le ha transmitido la condolencia por los sacerdotes fallecidos durante esta pandemia al tiempo que se ha interesado por la salud de los obispos y sacerdotes contagiados y por la situación eclesial durante esta difícil situación. Además ha agradecido el servicio que la Iglesia presta a las sociedad española en el momento presente y que se hace visible en la memoria de actividades de la Iglesia.

 

Fuente: Conferencia Episcopal Española