Siguiendo la costumbre de que todos los años se reúnen en un lugar diferente, este martes 3 de julio, 24 de sacerdotes de la promoción del 65 de la Diócesis de Santiago de Compostela tuvieron una convivencia, en esta ocasión, en la Parroquia de Carballo.

Durante el encuentro hicieron un recorrido por la obra social de la parroquia, una oración conjunta en la iglesia San Xoán Bautista, para terminar con una comida de confraternidad.

Esta promoción empezó en el Seminario de San Roque, estrenó el seminario de Belvís y se ordenaron en la Catedral de Santiago de Compostela en el Año Santo de 1965.