El día 24 de junio el calendario señala la Natividad de san Juan Bautista. Pero además, en el santuario lalinense de O Corpiño se celebra la fiesta grande de la Virgen María. Este 2018 se clausuraba solemnemente, ese mismo día, un año jubilar mariano con una ceremonia muy especial: la coronación pontificia de la Imagen de Nuestra Señora. Dado el arraigo de esta advocación mariana en toda Galicia, los obispos de esta región se acercaron a los pies de la Virgen para rendirle su cariño y el de todos los gallegos. Allí estaban también el arzobispo de Santiago y su obispo auxiliar. Mons. Carrasco Rouco, obispo de Lugo (diócesis a la que pertenece el santuario) fue el encargado de engalanar a la Virgen de O Corpiño con una preciosa corona confeccionada por un prestigioso orfebre andaluz. Los prelados imploraron la intercesión de santa María para todos sus fieles.

 

 

Foto: El Correo Gallego