Crónica de la Ruta Castellana

Salíamos el viernes 25 a las 17:00 de la tarde desde San Lázaro rumbo a nuestra primera parada en La Bañeza para visitar a Pepa, que estuvo estos últimos años con nosotros en la Tienda del Encuentro en Santiago. Ella y todas sus hermanas consagradas nos acogieron de maravilla en su casa y al terminar la cena pudimos disfrutar de un tiempo de compartir y conocer la labor que hacen y cuál es su llamada e incluso nos regalaron comics para conocer la historia de su fundador.

Antes de terminar el día compartimos un rato de oración para agradecer al Señor todo lo vivido en el día y presentarle el día siguiente.

El sábado por la mañana ya partimos hacia Sotillo de la Adrada, donde llegamos al medio día para comer ya con las Agustinas de la Conversión, comunidad en la que Andrea Rollings iba a entrar esa tarde. Después de la comida tuvimos un “Tiempo monástico” en el que compartimos un rato con algunas agustinas, las estuvimos conociendo más y compartiendo también las canciones que conocíamos.

A las 17:30 fue la misa en la que al terminar se le impuso a Andrea la cruz bendecida que llevan todas las hermanas de la comunidad y se le dio la bienvenida. Al terminar nos habían preparado un picoteo y tuvimos un tiempo de celebración y más compartir de experiencias del día y a la noche Andrea entró ya en el convento por primera vez.
El domingo compartimos laudes y misa todos juntos y nos despedimos después de un fin de semana lleno de alegrías y pusimos rumbo a Santiago de nuevo.
Se puede decir que fue un fin de semana vocacional, en el que pudimos conocer distintas realidades y ver cómo la gente va escuchando a Dios y buscando su vocación.

(Crónica publicada en: http://www.depasxuventude.com)