Diario de una peregrinación

Día 4 de Julio. Hoy pasamos todo el día en Sotillo. Levantarse, Eucaristía – compartida con las hermanas- y desayuno.

A las 10:30 empezamos los talleres. Hubo 4 : manualidades, liturgia, música y huerta. A través de estos talleres las hermanas nos enseñaron su forma de trabajar, como es su jornada diaria y como obtienen algunos ingresos.

También hubo oportunidad para preguntar dudas a las hermanas, como cual es su espiritualidad y sus orígenes.

Después de la comida tuvimos la oportunidad de bañarnos, fuimos a una piscina natural, en la Presa de la Pinara.

Vuelta al alojamiento, vísperas, cena y VELADA.