Domingos en Blanco: el “del-fin”

Elvis Presley, el rey del rock. Pelé, “o rei do futebol”. Los salmos, atribuidos al rey David. El primer reality show de la televisión en España: “Reina por un día”. La canción infantil para enseñar a peinarse a los niños: “a la silla de la Reina, que nunca se peina…” El león, rey de la selva. La bruja Blanca, reina de Narnia.

Los reyes: Juan Carlos I, Felipe VI, Leticia, Balduino, Fabiola. El rey Sol. La novela de Torrente Ballester, “el rey pasmado”. La longeva reina de Inglaterra, Isabel II. Una zarzuela de sabor andaluz, “La Reina mora”. La gallega legendaria, la reina Lupa. Jeff Bridges, y Robin Williams buscan el Santo Grial en la película “El Rey Pescador”.

Cuando alguien tiene un concepto demasiado elevado de sí mismo, “se cree el rey del Mambo”. (Mambo= ritmo musical nacido en Cuba; palabra de origen africano que significa algo así como “conversación con los dioses”). Es difícil convertirse en “el rey de la comedia” o el rey de las finanzas. En Mondoñedo, “o rei das tartas”.

Sirvan como aspirantes: el príncipe o la princesa de Asturias. El príncipe de Bel Air. El “galletismo” del príncipe de Beckelar. La mítica Diana de Gales. Príncipe y Mendigo. Expresiones dulces: “Meu rei e miña reina”. Caldas de Reis. Outeiro y Palas de Rei. La Cañada real. “Pero sigo siendo el Rey”… El único, al final: Cristo Rey.

Manuel Blanco
Delegado de Medios
de Comunicación Social