Domund: la Diócesis de Santiago cuenta con 123 misioneros distribuidos en 45 países

La Archidiócesis de Santiago de Compostela cuenta en la actualidad con 123 misioneros distribuidos en 45 países, de los que 41 son sacerdotes, 78 religiosos y religiosas y otros 4 laicos. Así lo explicó hoy en rueda de prensa el responsable de Obras Misionales Pontificias (OMP) en la diócesis compostelana, David Álvarez, quien presentó en compañía de Mª Ángeles Martínez Pérez-Mendoña, de Compañía de María, la Jornada Mundial de las Misiones, conocida popularmente como “día del Domund”, que se celebrará el próximo 23 de octubre. En el pasado ejercicio, de acuerdo con la memoria hoy presentada, la colecta del Domund recaudó en la Archidiócesis Compostela más de 424 mil euros. El Domund es una jornada universal que se celebra en todo el mundo el penúltimo domingo de octubre para ayudar a los misioneros en su labor evangelizadora desarrollada entre los más pobres. Este año cumple el 90 Aniversario de su creación. Por su parte, el arzobispo, monseñor Julián Barrio, invita a los diocesanos a colaborar con su ayuda económica y su oración.

Esta jornada es una llamada de atención sobre la responsabilidad de todos los cristianos en la evangelización e invita a amar y apoyar la causa misionera. Los misioneros dan a conocer a todos el mensaje de Jesús, especialmente en aquellos lugares del mundo donde el Evangelio está en sus comienzos y la Iglesia aún no está asentada. “Sal de tu tierra” es el lema elegido para esta ocasión y glosando su significado, el arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, indica en una Carta Pastoral que “el Domund es jornada de misericordia y de caridad. Conscientes del agradecimiento que debemos manifestar por el don de la fe que hemos recibido, hemos de sentir también la exigencia de salir de nosotros mismos, de nuestros límites geográficos y de la propia comunidad para poner al servicio de los demás lo que hemos recibido y que da sentido a nuestra existencia”.

Monseñor Barrio, además, en su colaboración en la revista editada por OMP en Santiago, afirma que “Sal da túa terra, lema da campaña do Domund deste ano, lévanos a abrirnos a Deus, que se nos presenta sempre renovado e renovador”, asegurando que “son moitos os que como Abrahán abandonaron terra, familia, amigos e comodidades para adicar máis plenamente a súa vida á Misión”.

La Diócesis de Santiago cuenta en la actualidad con 123 misioneros distribuidos en 45 países, de los que 41 son sacerdotes, 78 religiosos y religiosas y otros 4 laicos. Los datos fueron facilitados por el responsable de Obras Misionales Pontificias (OMP) en la diócesis compostelana, David Álvarez, quien presentó en compañía de Mª Ángeles Martínez Pérez-Mendoña, de Compañía de María, misionera durante 45 años en Chile, la campaña para este próximo domingo.

La misionera gallega, natural de Pontedeume, se define a sí misma como hija de “Medellín”, alumna de “Puebla” y más misionera con “Aparecida”. Es religiosa de La Compañía de María; estudió Teología en Roma en el Regina Mundi (1960-1964 y se especializó en Mariología en el Marianum.

En el año 1968 llegó a Chile con un grupo de compañeras españolas. Y ahí, casi siempre entre los empobrecidos y excluidos, se integró en las zonas periféricas de Santiago, Puente Alto y Viña del Mar. Más tarde, prestó el servicio de gobierno como Superiora Provincial de La Compañía y en el sur de Chile, en Curanilahue, trabajó con los mineros del carbón. Tras el golpe militar del 11 de Septiembre de 1973, se integró  en los comités de Derechos Humanos.

El dinero recaudado por el DOMUND, permite que se atienda a las 1.111 zonas de misión que dependen para su subsistencia íntegramente de las ayudas que reciben.

Las ayudas del Domund permiten llevar a cabo proyectos de Evangelización que sostienen principalmente la labor evangelizadora de la Iglesia: gastos ordinarios, construcción de parroquias, compra de vehículos para la pastoral… Este tipo de proyectos tiene gran incidencia social ya que la Iglesia, a través de la Evangelización, promueve la dignidad humana, fomenta la igualdad, reconstruye familias, da esperanza a los enfermos y futuro a los jóvenes. Con los donativos que recibe el Domund se llevan también a cabo proyectos de promoción social: el Evangelio lleva en su esencia el desarrollo integral de los pueblos. Los misioneros atienden escuelas, hospitales, asilos, orfanatos, etc. Con las ayudas del Domund se apoyan proyectos extraordinarios de este tipo.

En la pasada campaña, la Archidiócesis de Santiago de Compostela consiguió reunir, gracias a las aportaciones de sus fieles, un total de 424 mil euros en la colecta del Día del Domund. Además, según los datos aportados en la memoria de OMP, en la jornada de la Infancia Misionera se recaudaron 146 mil euros y en la de Vocaciones Nativas, 134 mil euros.

Las Obras Misionales Pontificias son cuatro: la Obra de Propagación de la Fe, la Obra de la Infancia Misionera, la Obra de San Pedro Apóstol y la Pontificia Unión Misional.