El arzobispo bendice los nuevos locales de Manos Unidas en Santiago

El arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, bendijo los nuevos locales de la Delegación de Manos Unidas en Santiago, sitos en la parroquia de san Fernando: Calle San Pedro de Mezonzo 26 – Bis, 1º B.

Estaban presentes la Presidenta-Delegada de Santiago, María José Fernández-Cervera Barreras, el Consiliario, Rvdo. Sr. D. Víctor Blanco Naveira, el Vicario Territorial de Santiago, la Presidenta-Delegada de Pontevedra, el párroco de san Fernando y miembros y voluntarios que componen esta delegación en Santiago.

El arzobispo agradeció a todos los miembros y voluntarios de Manos Unidas la labor que están realizando, animándoles a seguir con los proyectos en los que están inmersos. Tras la inauguración de los locales, se celebró la asamblea de la organización, en la que se abordaron diversas cuestiones. María José Fernández-Cervera, presidenta de Manos Unidas en Santiago, indicó que “repasamos las actividades llevadas a cabo a lo largo del pasado curso, expusimos el informe económico del ejercicio de 2015 e informamos sobre los proyectos para este nuevo curso”.

La presidenta habló de la participación de Manos Unidas en el proyecto Compostela Solidaria, para sensibilización sobre la pobreza, una iniciativa del Concello; de la asistencia a las jornadas nacionales que tendrán lugar próximamente en El Escorial; y de la exposición “La cultura del encuentro: una casa común”, en la que se aludirá a la realidad de Guatemala, con textos de la encíclica “Laudato Si´” del papa Francisco, y que estará presente en el ITC, la parroquia de San Fernando y la parroquia de Ortoño. La presidenta informó, además, de la próxima campaña infantil de elaboración de tarjetas de Navidad.