El arzobispo de Moscú presidió la Misa del Peregrino en la Catedral

El arzobispo de Moscú, monseñor Paolo Pezzi, presidió hoy en la Catedral de Santiago la Misa del Peregrino, concelebrada también por un obispo lituano, así como por el deán, Segundo Pérez López. Monseñor Pezzi, de origen italiano, llegó a la ciudad del Apóstol en compañía de un grupo de 40 personas procedentes de Rusia,  jóvenes, adultos y varios sacerdotes. Han hecho el Camino Portugués desde Tui, ciudad a la que llegaron procedentes del santuario mariano de Fátima. El arzobispo católico de Moscú, tal y como informa Wikipedia, pertenece a la Fraternidad Sacerdotal de los Misioneros de San Carlos Borromeo y al Movimiento Comunión y Liberación. Desde 2007 es el Arzobispo Metropolitano de la Arquidiócesis de la Madre de Dios de Moscú, así como Gran Prior de la Orden de Caballería del Santo Sepulcro de Jerusalén en la Federación Rusa. También al mismo tiempo desde 2011 ejerce de Presidente de la Conferencia de los Obispos Católicos de Rusia.

Licenciado en Filosofía y Teología en 1990 por la Universidad Pontificia de Santo Tomás de Aquino de Roma. Y el día 22 de diciembre de ese mismo año fue ordenado sacerdote de la Fraternidad Sacerdotal de los Misioneros de San Carlos Borromeo por el cardenal Ugo Poletti. Más tarde volvió a Roma y obtuvo un Doctorado en Teología pastoral por la Pontificia Universidad Lateranense, defendiendo una tesis sobre los católicos en Siberia. En 1993 se mudó a Rusia, donde está llevando a cabo su ministerio pastoral. Allí comenzó a pertenecer al Movimiento Comunión y Liberación y llegó a convertirse en Vicario general de su Fraternidad junto al obispo italiano Mons. Massimo Camisasca.

En 2006 fue Rector del Seminario Mayor «María Reina de los Apóstoles» de la ciudad de San Petersburgo,​ hasta el día 21 de septiembre de 2007, fecha en la que el papa Benedicto XVI le nombró nuevo Arzobispo metropolitano de la Arquidiócesis de la Madre de Dios de Moscú, reemplazando a Mons. Tadeusz Kondrusiewicz. Como lema episcopal, eligió la frase «Gloriæ Christi Passio». Su consagración episcopal tuvo lugar el 28 de octubre de ese año, cuyo consagrante principal fue el Arzobispo de Minsk-Maguilov (Bielorrusia) Mons. Tadeusz Kondrusiewicz y cuyos co-consagrantes fueron el Obispo de Novosibirsk Mons. Joseph Werth (S.J.) y el Nuncio Apostólico de Rusia Mons. Antonio Mennini. También el 29 de junio de 2008, con motivo de la Solemnidad de los santos San Pedro y San Pablo, en la Basílica de San Pedro de la Ciudad del Vaticano, Benedicto XVI​ le impuso el palio arzobispal, lo que le convirtió legítimamente en arzobispo de su Arquidiócesis.

Tras su nombramiento, al mismo tiempo ha pasado a ser Gran Prior de la Orden de Caballería del Santo Sepulcro de Jerusalén en la Federación Rusa y también desde el 19 de enero de 2011 es el nuevo Presidente de la Conferencia de los Obispos Católicos de la Federación Rusa.

Fotos: Catedral de Santiago