El arzobispo presidió la celebración navideña en Cáritas Diocesana

El arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, presidió los actos con motivo de la celebración navideña de Cáritas Diocesana de Santiago de Compostela. En el encuentro participaron agentes, voluntarios y trabajadores de los servicios generales de la institución.

Los actos se iniciaron con una celebración eucarística presidida por monseñor Barrio, acompañado del delegado episcopal, Jesús García Vázquez. Durante su intervención el prelado alabó el trabajo que desarrollan las personas que prestan sus servicios en Cáritas a favor de los más necesitados.

En otro momento se refirió a que “tenemos que ofrecer a los demás una realidad que es la realidad de la vida”. Insistió en que el trabajo que se desarrolla dentro de Cáritas debe ser como una fuente que mana, retiene y da. “Que de vosotros y en la ayuda a los demás surja ese agua viva”, dijo.

Finalmente animó a los agentes y voluntarios de Cáritas a continuar con el trabajo de ayuda a los que lo precisan, “para que sigáis viviendo el misterio de la vida en cada vida que ayudáis”.

Posteriormente se celebró un encuentro de confraternidad en el que el director de Cáritas Diocesana, José Anuncio Mouriño Rañó, agradeció al arzobispo que les hubiera acompañado en unas fechas “tan importantes para los que formamos la gran familia de Cáritas”.

Los asistentes, compartiendo viandas navideñas, hablaron del trabajo desarrollado y las iniciativas de cara al próximo año.