El nuevo párroco de Santa María del Puerto hace un llamamiento a “caminar unidos”

La de este domingo fue una jornada de fiesta y celebración en la parroquia de Santa María del Puerto de Marín. El arzobispo de Santiago de Compostela, Julián Barrio Barrio, presidió la Eucaristía en la que tomó posesión de su cargo el nuevo párroco, David Mohedano Mira, todo ello en un Templo Nuevo abarrotado de feligreses. Con emoción, cierto nerviosismo y una gran ilusión asumió su nueva responsabilidad el sacerdote, que estuvo acompañado por los dos anteriores párrocos de Marín, José Iglesias Costas y Ángel Saavedra Meijomide, y en presencia de numerosos compañeros, familiares, vecinos de Nosa Señora do Carme de Aguiño y San Martiño de Oleiros, en Ribeira (a las que dedicó los últimos cinco años de trabajo) y la alcaldesa marinense, María Ramallo.

“Mis palabras de hoy serán de agradecimiento a mis feligreses de Aguiño y Oleiros y a mis compañeros de O Barbanza, con los que he logrado ser mejor sacerdote, así como los anteriores párrocos de Marín, que tan buena labor han realizado, y al arzobispo por confiarme esta nueva tarea”, indicó casi al final de la ceremonia. En esta línea, también aprovechó su breve intervención para “saludar con afecto a mis nuevos feligreses”, y, haciendo un símil futbolístico, señaló que “vengo a un gran equipo, con una gran hinchada comprometida con su parroquia”, añadiendo su deseo de que “caminemos todos unidos”. “Prometo dar lo mejor de mí mismo, con pasión y sin descanso, siguiendo la obra de don Ángel y don José, y junto a todos vosotros descubrir nuevos horizontes. Sé que me encontraré con nuevos desafíos, pero cuento con cada uno de vosotros para afrontarlos y, sobre todo, espero no defraudar las expectativas creadas”, añadió

Artículo publicado en “Diario de Pontevedra” el 1 de febrero de 2016