El otro claustro: San Pelayo. Sexta.

Como dice el profeta: «Siete veces al día te alabo».  Cumpliremos este sagrado número de siete si realizamos las obligaciones de nuestro servicio a las horas de laudes, prima, tercia, sexta, nona, vísperas y completas, porque de estas horas diurnas dijo el salmista: «Siete veces al día te alabo».

(REGLA de san BENITO capítulo XVI: Cómo se celebrarán los oficios divinos durante el día, 1-2)

 

13:05-13:15: Sexta.

Otra Hora que nos reúne a la Comunidad para cantar las alabanzas del Señor. De nuevo otro nombre raro: la hora «sexta» del cómputo romano son nuestras 12 del mediodía, más o menos (en España el mediodía es -como muy pronto- a partir de las 13…). Hora en el que recordamos el momento de la Crucifixión del Señor. Y también agradecemos el descanso en mitad de la jornada. Se trata de vivir en Cristo. ¡Manera excelente para reavivar su Presencia y Amor!

Por cierto, la Hora de Prima ya no existe… Con la reforma litúrgica del Concilio vaticano II se suprimió. Recordad que la Santa Regla tiene XV siglos…

¿Cuántas veces al día os hacéis conscientes de la Presencia del Señor?