Es la hora de la Luz, la hora de la Resurrección: ¡Aleluia!

“En esta noche santa tocamos la orla del nuevo vestido del Resucitado, sabiendo que también Él nos sostiene firmemente en medio de nuestra fragilidad. Celebramos a Cristo, Luz simbolizada en el cirio pascual, que ilumina los rincones de nuestra historia y de nuestra vida personal para hacernos pasar de las tinieblas del pecado y de la muerte a la luz de la gracia y de la vida”. Así se expresaba en la noche santa de la Vigilia Pascual el arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio. En su homilía, el arzobispo dijo que “el Resucitado nos llama a caminar en su Luz, a dejarnos iluminar por ella y trasmitirla a todos los ámbitos de la existencia con la palabra y el testimonio de las obras. Este es nuestro compromiso, sabiendo que hemos sido marcados con la cruz santificadora y salvadora de Cristo”. Monseñor Barrio deseó en nombre de toda la diócesis felices pascuas al papa Francisco.

Homilía íntegra de monseñor Barrio