Éxito total de la Cena Solidaria organizada por el Seminario Mayor en favor de los Sin Techo

Era la quinta edición de la Cena Solidaria organizada por el Seminario Mayor a favor de las personas sin hogar, cita que ya se ha convertido en un clásico de las actividades solidarias en Santiago de Compostela. Y fue un éxito de asistencia y de compromiso con los más desfavorecidos. Los donativos por asistir a la cena, las aportaciones y las ayudas para las rifas fueron destinadas, como es habitual, a Cáritas.

Carlos Camiño Lema, seminarista del Seminario Mayor de Santiago, fue ayer el encargado de hacer la presentación de la Cena Solidaria a las más de trescientas personas que se dieron cita en la noche del viernes en los dos comedores de San Martín Pinario. Bajo la presidencia del arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, la cena se desarrolló en el ya tradicional clima de solidaridad con las personas sin techo. En el acto también estuvo presente el obispo auxiliar, monseñor Jesús Fernández González.

Previamente a la cena, monseñor Fernández González presidió la celebración eucarística en la capilla del Seminario Mayor, que se quedó pequeña ante la numerosa asistencia. El obispo auxiliar al comentar en su homilía las lecturas de la Misa aprovechó para agradecer el trabajo de los seminaristas para preparar la Cena Solidaria y para agradecer, también, la participación y generosidad de las más de trescientas personas que se dieron cita en San Martín Pinario. Monseñor Fernández recordó que el arzobispo había visitado el pasado domingo el centro Vieiro de Cáritas. En su Carta Pastoral en la Jornada de las Personas sin Hogar, monseñor Barrio había manifestado que “con frecuencia encontramos en nuestras calles a personas sin techo, víctimas de problemas personales (alcoholismo, desempleo, crisis familiar, o simple marginación social) a las que hay que proveer de una vivienda, pues difícilmente van a tener posibilidad de acceder a ella por sus posibilidades”.

cena_seminario2

“No hay duda”, indicaba el arzobispo, “de que “la persona o la familia que sin culpa suya directa carece de una vivienda decente es víctima de una injusticia”. En el texto dado a conocer por monseñor Barrio se expresaba también que “las personas sin hogar son ante todo personas a las que tenemos que hacer visibles a través de nuestro acercamiento a ellas”. El lema de la jornada de este año es precisamente “Hazme visible. Por dignidad. Nadie sin hogar”. Monseñor Barrio recordaba que muchos expertos hablan de la emergencia social en la que no se garantizan los derechos básicos de las personas más vulnerables.

Al acabar la Santa Misa, se celebró en los dos comedores de San Martín Pinario, abarrotados ambos, la Cena Solidaria. A su término, hubo una rifa con los regalos aportados por las entidades colaboradoras de la Cena Solidaria, cuya recaudación también se entregará a Cáritas para su programa de apoyo a personas sin techo.

El texto de bienvenida a los asistentes a la cena, leído por Carlos Camiño Lema fue el siguiente:

“Señoras y señores, buenas noches y bienvenidos a todos, un año más, a esta 5ª cena solidaria. El Seminario Mayor de Santiago de Compostela, urgido por la caridad cristiana plantea esta cena como un acto de colaboración desinteresado con Cáritas Diocesana, concretamente, en la campaña de Personas sin Hogar.

Si el año pasado construíamos puentes por esta buena causa; en esta ocasión, volveremos a cruzarlos bajo el lema “TODOS JUNTOS” hacia aquellas personas que nos necesitan. Hoy volvemos a aportar nuestra colaboración como muestra de que, cuando estamos todos unidos, los proyectos siempre salen adelante.

El Señor es el que nos da la fuerza y el ánimo en esta noche, y todos nosotros le damos gracias por lo que somos y tenemos, por lo que podemos y queremos compartir; seamos cada uno de nosotros la “semilla” que ha de crecer y, como tal, multiplicarse, para poder avanzar por ese puente de la caridad y de la misericordia y vayamos anunciando el amor allí donde estemos; que sembremos esa semilla de generosidad a todas aquellas personas que esperan, entusiasmadas, nuestra llegada.

Hagamos nuestra oración en esta noche especial, teniendo siempre presente la buena causa por la que nos encontramos aquí. Que el Señor escuche las súplicas que le presentamos y nos ayude a que sigamos siempre unidos, porque la unión hace la fuerza:

1) Con el que sufre de una u otra manera.

2) Con el que espera.

3) Con el que no tiene hogar.

4) Con el que nos necesita.

5) Con el que busca a Dios.

6) Todos juntos, construyendo puentes de verdadera caridad.

Así pues, queremos agradecer su asistencia esta noche a la cena solidaria, sabiendo que estamos colaborando para un buen fin y, sin duda, Dios nos lo recompensará con creces. Más tarde, también podremos comprar las rifas para el sorteo de los regalos, donados desinteresadamente por personas y negocios, a los que agradecemos de corazón su generosidad.

Queremos agradecer también al Sr. Arzobispo, al Sr. Obispo Auxiliar, al Delegado y miembros de Cáritas, a todos los seminaristas, a todos los que aportaron su donativo en la Fila 0 y a todos aquellos que, de una manera u otra, hacen realidad este proyecto.

Señoras y señores, esperamos que disfruten de esta noche y, si Dios quiere, les esperamos para el año que viene y, de verdad, felicidades a todos por estar aquí; les deseamos también que pasen una feliz y santa Navidad, pero, eso sí, siempre ¡TODOS JUNTOS! Muchas gracias.

A continuación, el Sr. Arzobispo bendecirá la mesa”.

cena_seminario3

Fotos: cenasolidaria.wixsite.com