• Una treintena de sacerdotes presididos por el arzobispo de Santiago ofician el funeral en una abarrotada iglesia de Vilanova

El arzobispo Julián Barrio presidió el funeral del sacerdote Leopoldo Jesús Barreiro Gómez.

Leopoldo Barreiro, párroco de András, San Miguel de Deiro y Bamio, falleció el sábado a los 72 años de edad a consecuencia de una enfermedad que lo había debilitado durante el último año. Ayer por la tarde se celebró su funeral en la parroquia de San Cipriano de Vilanova, con la asistencia del arzobispo de Santiago, Julián Barrio, y una treintena de religiosos de toda la comarca.

Misionero en El Salvador

Leopoldo Jesús Barreiro Gómez era natural de Carril, Vilagarcía. Su vocación por ayudar a los demás le llevó a cruzar el charco hace muchos años para ejercer como misionero en centroamérica, en El Salvador. Allí llegó a ser secretario de la Conferencia Episcopal del país, de ahí que fuese nombrado por el Papa Juan Pablo II Prelado de Honor (por eso tenía la condición de Monseñor).

Después de su misión en El Salvador, Leopoldo Barreiro regresó a Galicia y se hizo cargo de las parroquias de San Xinés de Bamio (Vilagarcía), San Miguel de Deiro (Vilanova) y San Lorenzo de András (Vilanova), hace unos quince años.

Los fieles pudieron velar su cuerpo en la propia iglesia de San Cipriano de Vilanova, donde se instaló la capilla ardiente. Tras el multitudinario funeral celebrado ayer a las siete de la tarde, el párroco recibió cristiana sepultura en el cementerio parroquial.

Fuente: Faro de Vigo