Habrá celebraciones ecuménicas de la palabra y oración la próxima semana en Pontevedra, A Coruña y Santiago

La Comisión de Ecumenismo de la Archidiócesis de Santiago ha convocado celebraciones ecuménicas de la Palabra y oración en las ciudades de Pontevedra, A Coruña y Santiago para la próxima semana, en la que se celebra el tradicional octavario por la unidad de los cristianos. Coincidiendo con estas celebraciones del 18 al 25 de enero, el arzobispo de Compostela, monseñor Julián Barrio, explica en una Carta Pastoral que “se han dado pasos importantes hacia la unidad pero todavía es largo el camino que tenemos que recorrer con el impulso del Espíritu Santo. El Jubileo Extraordinario de la Misericordia que estamos celebrando, nos ayudará a suscitar en nosotros esas actitudes misericordiosas para seguir avanzando en el camino de la unidad, que hacen referencia no sólo a los comportamientos éticos y sociales sino también al mensaje sobre Dios y su misericordia. Este ha de ser un punto de partida para la reflexión teológica sobre el ecumenismo”.

Las celebraciones ecuménicas en la Archidiócesis de Santiago se desarrollarán en Pontevedra el día 18 de enero, a partir de las 20:30 horas, en la Iglesia de Santa María la Mayor; en A Coruña, el día 21 de enero, en la parroquia de Santa Lucía, a partir de las 20:00 horas; y en Santiago, el día 25 de enero en la capilla del Colegio de Nuestra Señora de los Remedios (Rúa Orfas), a partir de las 20:00 horas.

Todas las celebraciones han sido promovidas por la Comisión de Ecumenismo de la diócesis compostelano, una entidad que tiene como delegado a Benito Raposo. Como recuerda en su Carta Pastoral el arzobispo compostelano, “en el octavario de oración por la unidad de los cristianos que se celebra tradicionalmente entre el 18 y 25 de enero, los cristianos somos convocados de manera especial a orar juntos por la unidad de la Iglesia de Cristo”. Monseñor Barrio insta, además, a todos los diocesanos a ser conscientes “de que Cristo está en medio de nosotros” y asumir así “el compromiso activo a favor de la dignidad humana, ocupando un lugar preferencial los pobres, los marginados, los excluidos en nuestra sociedad”.