Iglesia de San Pedro «In Gali Cantum»

Se le atribuye a este lugar la escena en la que cantó el gallo que pudo escuchar San Pedro en la fatídica noche del prendimiento de Jesús. Se evocan las tres negaciones de Pedro, al inicio de la Pasión. Según la tradición, más piadosa que histórica, Cristo habría pasado allí la noche, prisionero. El lugar recuerda nuestra fragilidad de criaturas. Dios lo sabe pero es comprensivo y compasivo. Nos conoce.

Fray Paco