Intervenciones de mons. Barrio en la Función del Voto en A Coruña celebrada este sábado

El  8 de mayo de 1589, los vecinos de la Coruña, representados por 18 moradores notables, acuerdan que librándoles del peligro inglés, hacer en cada año la Función del Voto en el Monasterio de Santo Domingo, en acción de gracias. Quedando dicho cerco levantado, el 20 del mismo mes se celebra una misa cantada en la Iglesia de Santiago en acción de gracias como se había prometido y se celebra por vez primera la Función del Voto. Al acto asisten el pueblo y los religiosos de Santo Domingo y de San Francisco, alojados en las casas de los vecinos de la ciudad al haber quedado destruidos sus respectivos conventos.

La Función del Voto, se celebra en los primeros tiempos y hasta bien entrado el siglo XVII, en la Iglesia de Santiago, ya que el convento de Santo Domingo no estaría utilizable hasta 1617, celebrándose dicha función el 19 de mayo de cada año. La cofradía del Rosario y el Ayuntamiento, celebran unidos la festividad de la patrona el 2 de julio como estaba establecido, de forma que la Coruña celebra de forma separada la Función del Voto en una fecha y la festividad de la virgen en otra, no obstante en algunas épocas se hizo en una sola función festiva.

La patrona de la Coruña, ha sido desde 1589 la Virgen del Rosario y la ciudad no tuvo otra advocación patronal mariana desde entonces, la cual era también patrona de los Ejércitos y la Marina, presidía las galeras capitanas y se conocía como “La Galeota”. Figurando en el estandarte de los Tercios de Infantería, hasta que quedó instituido como Regimiento Inmemorial del Rey. La batalla de Lepanto, es la fecha clave de la elección del 7 de octubre, ya que ese día se lleva a efecto la victoria naval bajo la imagen de la Virgen del Rosario, quedando para la posteridad, esta fecha como la de la patrona de la Coruña, llegando así hasta nuestros días.

Su patronazgo ha sido recogido por los principales templos de la ciudad, en donde se colocaba su  imagen en lugar destacado, así en la Real Colegiata, se coloca en el siglo XVII, en San Nicolás, la talla es del siglo XVIII y en la de San Jorge la más moderna, mientras que en la antigua capilla de Santa Lucía, que hacía los servicios de parroquia anexa de San Jorge (de afuera) recibía un culto muy solemne la Virgen del Rosario, con fiesta propia y procesión que le dedicaban las gentes marineras de dicha barriada de Garás.

La Función del Voto, se celebraba en la Iglesia de Santiago, debido a que era la principal del Corregimiento, luego el culto se reparte entre Santo Domingo, donde se celebra hasta 1835, por la disolución de las órdenes religiosas, pasa a  la Iglesia de San Jorge, para finalmente volver el 1° de octubre de 1940 a Santo Domingo, cuya coronación canónica se hace el mes de septiembre de 1960.

 

Foto de archivo
Fuente del texto: Extractos del artículo del artículo publicado el 7-X-2014 en el Ideal Gallego