D. José Antonio, Falleció en su parroquia el 24 de septiembre de 2020, día de Nuestra Señora de la Merced, nació en Artes el 11.3.1933 sus padres eran maestros; había entrado en el seminario de Santiago siendo bachiller, a los 17 años. Sus últimos años de seminario ejerció el cargo de maestro de ceremonias en las celebraciones litúrgicas Fue ordenado el 24.6.1956, en el seminario de Santiago. Fue luego a la universidad de Comillas en donde estudió teología y derecho.

Pasó casi toda su vida de sacerdote en Santiago de Carril. Tenía la iglesia como una catedral. En ella hizo distintas restauraciones dirigidas por D. Alejandro Barral que la dejaron muy acogedora y bella. Se preocupó de la catequesis y de la formación de sus feligreses con diversas iniciativas. También construyó   la casa rectoral que está muy bien acondicionada y cerquita de la iglesia.

Le gustaba jugar al tenis y lo practicó durante años jugando con sus amigos, muchos de ellos sacerdotes. Este deporte le descansaba mucho y le dejaba ágil para otras labores parroquiales.

De su parroquia salieron algunas vocaciones fruto de su predicación y de la dirección espiritual a la que dedicó tiempo, y esas vocaciones siguen perseverando y haciendo mucho bien. Celebraba muy bien al Santa misa y, en general , las fiestas litúrgicas pues era buen conocedor de las rúbricas por haber sido maestro de ceremonias.

Durante un tiempo le encargaron de acompañar por la diócesis a un obispo de China   que estaba en España y que realizó visitas a diversas parroquias para confirmar. Lo hizo con mucha ilusión por el buen servicio que se hacía a las parroquias y también por ayudar al obispo chino que estaba fuera de su patria y necesitaba la ayuda fraterna de los sacerdotes.

Dicen los feligreses que el día de la fiesta de Santiago, patrono de Carril, le gustaba iniciar un baile que luego seguían los demás y que tenía lugar al final de la procesión y que hacía con capa pluvial y todo. Él daba los primeros pasos y acto seguido la gente presente se unía a aquel alegre comienzo de la fiesta.

En una entrevista que le hizo el Faro de Vigo en sus Bodas de oro, se muestra muy agradecido con la colaboración de los vecinos con quienes se siente muy integrado. Siempre colaboraron en las distintas iniciativas parroquiales.

Cuando le preguntan por los jóvenes tiene una visión positiva y hace ver como los jóvenes tienen interés por ver o acompañar al Papa en sus viajes, y es una manifestación de cercanía al Cabeza de la Iglesia.

Era un sacerdote piadoso, muy mariano y fiel a la dosctrina de la Iglesia y al Papa.

Que el Señor le premie sus desvelos.

Descanse en paz.

 

Fuente: http://parroquiadesancayetano.blogspot.com