• D. Julián: “estamos llamados a hacer de la historia una historia de la salvación”

Gratitud, adoración, reparación e imitación: claves para entender este día… El arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, presidió este Jueves Santo, la solemne celebración litúrgica de la Cena del Señor. En ella, monseñor Barrio recordó que la institución de la Eucaristía nos compromete a todos en el servicio a los demás. También aludió a la creación del sacerdocio, pidiendo oraciones por las vocaciones, así como al ejemplo de entrega y humildad de Jesús en el lavatorio de pies a sus discípulos. “Cuando uno ama”, dijo D. Julián, “no se considera superior, trata al otro con todo respeto. Hemos de dejarnos de tantos ropajes que nos impiden ser nosotros mismos y encontrarnos con los demás  para servirles, sobre todo a los pobres”.