La Inmaculada joven, en el Seminario Menor

El pasado mes de octubre, poco después de comenzar el curso, la ciudad de Santiago acogía la imagen peregrina de la Virgen de Fátima. Nuestro Seminario Menor también fue uno de los lugares en los que la imagen se hacía presente. Ahora, con la vista puesta ya en el final del curso escolar, acogemos de nuevo esta imagen de María.

IMG_1687Se trata de la Inmaculada joven, obra de Sor Isabel Guerra, que a lo largo de esta semana visita a los jóvenes de nuestra diócesis y que volverá a hacerse presente en esta casa el próximo sábado, con motivo del Encuentro Diocesano de Niños en este Jubileo de la Misericordia.

Al final del Año Santo de la Redención del año 1983, San Juan Pablo II entregó a los jóvenes del mundo una Cruz sencilla que había estado presidiendo los distintos actos en la Basílica de San Pedro del Vaticano. Con el paso del tiempo, esta Cruz (a la que acompañaba también un icono de María, Salud del Pueblo Romano) se convirtió en un auténtico signo entre los jóvenes cristianos: presidiendo las Jornadas Mundiales de la Juventud, haciéndose presente en la zona cero de Nueva York tras los atentados del 11 S o entre los restos del tsunami que en el año 2004 arrasó las costas de Indonesia y Tailandia. Esta Cruz y este Icono (que también visitaron nuestro Seminario en el Año Santo Compostelano del 2010) se han convertido en signo de esperanza para muchos jóvenes que quieren vivir su fe.

Siguiendo este ejemplo, la Conferencia Episcopal Española ha querido que los jóvenes españoles tuvieran también una imagen propia de la Virgen que fuera recorriendo las distintas ciudades. Con este propósito, el año pasado encargaban a una monja contemplativa cisterciense, Sor Isabel Guerra, una imagen de María Inmaculada, por encontrarse España bajo el patrocinio de esta advocación de la Virgen.

La imagen que hoy tenemos ante nosotros fue entregada por nuestros obispos a los jóvenes este verano, en el transcurso de la Peregrinación Europea de Jóvenes a Ávila, donde también algunos de nosotros nos hacíamos presentes. Desde entonces ha estado peregrinando por todo nuestro país.

Hoy la hemos acogido con alegría y, ante ella, hemos rezado la oración del Santo Rosario, pidiendo de forma especial por las vocaciones sacerdotales en nuestra diócesis.

Fuente: www.smasuncion.es