“La misericordia es lenguaje universal, la caridad es lenguaje cristiano”, afirmó monseñor Barrio

El arzobispo presidió el Consejo Diocesano de Cáritas, en el que quedó aprobada la Memoria Anual

El Arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, durante su intervención ante los consejeros de Cáritas Diocesana de Santiago de Compostela, recordó que “la caridad cristina es ante todo y simplemente la respuesta a una necesidad inmediata  de una determinada situación”. El prelado compostelano hizo estas manifestaciones durante el Consejo que presidió y en el que, entre otras cuestiones, se abordaron temas relacionados con  la incorporación de las nuevas cáritas parroquiales, del proyecto Carretas para los sin techo, de la memoria anual de la institución, del protocolo de atención  en la Acción Básica y la empresa de inserción laboral de reciclado textil Arroupa.

La jornada se inició con la presentación de un documento gráfico con el lema “Hoy recibe esta invitación”, profundizando en aspectos para dejarnos sorprender y abrazar, a la espera y la práctica de la misericordia y el paso a través de la puerta, insistiendo en unas palabras del papa Francisco: “Así es la misericordia de Dios: una gran luz de amor, de ternura”. El delegado episcopal de Cáritas, Jesús García Vázquez fue el encargado de presentar la oración del Santo Padre para el Jubileo Extraordinario de la Misericordia.

“El amor es gratuito”

Después de agradecer a los voluntarios y técnicos de Cáritas el trabajo que realizan diariamente para ayudar a los más necesitados, monseñor Barrio se refirió al Jubileo Extraordinario de la Misericordia  señalando al amor “como la fuerza de la purificación de las conciencias, fuerza de renovación de las relaciones sociales”, utilizando para ello palabras del papa  Francisco. Para el arzobispo, el amor “es un lenguaje que nos habla de Dios; el testimonio cristiano suscita interrogantes; el compromiso caritativo promueve el desarrollo integral; y el acompañamiento a las personas ofrece posibilidad de diálogo. La misericordia es lenguaje universal, la caridad es lenguaje cristiano”.

Para monseñor Barrio la atención a las personas se basa en la humanidad: “Cuantos trabajan en las instituciones caritativas de la Iglesia deben distinguirse por no limitarse a realzar con destreza lo más conveniente en cada momento, sino por su dedicación al otro con una atención que sale del corazón, para que el otro experimente su riqueza de humanidad”. Insistió en que la actividad caritativa cristiana “ha de ser independiente de partidos e ideologías. Además la caridad no ha de ser  un medio en función de lo que  hoy se considera  proselitismo”. Subrayó que “el amor es gratuito, no se practica para obtener otros objetivos”.

El arzobispo mencionó que la Iglesia debe ser “un lugar de ayuda recíproca y al mismo tiempo de disponibilidad para servir también a cuantos fuera de ella necesitan ayuda”. Tuvo palabras para los colaboradores que desempeñan en la práctica el servicio de la caridad: “Han de ser, pues, personas movidas ante todo por el amor de Cristo, personas cuyo corazón ha sido conquistado por Cristo con su amor, despertando en ellos el amor al prójimo”. Recordó que el colaborador de toda organización caritativa católica “quiere trabajar con la Iglesia y, por tanto, con el obispo, con el fin de que el amor  de Dios se difunda en el mundo”.

Su último mensaje fue de agradecimiento para el trabajo que se lleva a cabo desde la institución. Concluyó mencionando que quien es capaz de ayudar “reconoce que, precisamente de este modo, también él es ayudado; el poder ayudar no es mérito suyo ni motivo de orgullo. Esto es gracia. Cuanto más se esfuerza uno  por los demás, mejor comprenderá y hará suya la palabra de Cristo”.

Informe económico

Por parte del director diocesano se anunció que se habían incorporado nuevas cáritas parroquiales por lo que en el momento presente son ya 289 las  inscritas en la institución. En ausencia del administrador, la técnico de los Servicios Generales, María Usunáiz fue la encargada de presentar el informe económico en el que se presenta una nivelación en lo relativo a los gastos e ingresos, matizando que estos últimos estaban pendientes de recibir las aportaciones de subvenciones y convenios como IRPF, Barrié y FAOG.

Al hacer una comparativa con el mismo mes -mayo- del año anterior, señaló que las ayudas se habían reducido un 6% y que el coste del personal aumento un 8% al aplicar el nuevo convenio. En lo referente a los ingresos se registró un descenso del 6% en los socios y un 10% por usuarios de los centros. En contraposición se experimentó un incremento del 6% en donativos y colectas.

Fueron ratificadas las ampliaciones de contratos y las nuevas realizadas en relación a trabajadores y técnicos de la institución. También el Consejo dio  su aprobación a los anticipos solicitados por determinadas Cáritas para hacer frente a las partidas económicas que tienen abiertas.

Un año de trabajo

El responsable del departamento de Comunicación y Publicaciones, Javier García Sánchez, fue el encargado de presentar la Memoria 2015, en la que se recogen los datos de un trabajo realizado durante doce meses, “donde muchas personas acompañaron a otras muchas, ayudándoles en medio de no pocas incertidumbres, y siendo auténticos artífices de una sociedad más justa, fraternal y humana”. Señaló que con el documento se pretende dar a conocer la evolución de la institución durante el último año sobre la misión desarrollada que se refleja en la parte económica y la acción social.

“La publicación”, mencionó, “persigue informar a la sociedad sobre el mundo de la pobreza y dar a conocer a la comunidad lo que esta institución ha recibido de ella y cómo se gastaron estas ayudas”. García Sánchez constató que durante 2015 se produjo un aumento progresivo de la desigualdad, “por lo que debemos abrir los ojos al sufrimiento de los más pobres y escuchar el clamor de los pueblos que padecen hambre y a construir juntos espacios de esperanza”, alertó.

Concluyó su intervención señalando que en esta ocasión se profundizó sobre la campaña institucional de Cáritas “Practica  la justicia. Deja tu huella”, una propuesta, dijo, con la que se nos invitó a practicar la justicia  en nuestro día a día, a velar y hacer posibles los derechos  fundamentales de todas las personas para erradicar la pobreza.

Mouriño Rañó insistió en que “queremos ser trasparentes y decir dónde gastamos el dinero y las aportaciones que recibimos, pensando siempre en la plena atención de las personas”.

Proyecto Carretas y Arroupa

El director diocesano, José Anuncio Mouriño Rañó informó de dos realizaciones de gran importancia para la institución: proyecto Carretas y la empresa Arroupa. En relación al nuevo centro de día para las Personas Sin Hogar  que se levantará en Carretas, señaló que se había recibida licencia municipal para poder construir y que la comisión técnica había adjudicado  las obras a una de las empresas que se  presentaron al concurso abierto y que la ejecución de los trabajos tendrían un tiempo máximo de ocho meses.

La empresa de inserción laboral en el sector del reciclado textil, Arroupa, dispondrá de las  primeras tiendas de venta de segunda mano a lo largo del presente verano. La primera que abrirá sus puertas será en A Coruña, y luego lo harán las de Santiago y Pontevedra. En ellas trabajarán personas, ya seleccionadas, que proceden de la exclusión social. En el momento actual, señaló el director diocesano, se dispone de dos furgonetas para la recogida de ropa, que se trabaja con algo más de dos toneladas  y que se aumentará el número de contenedores que se instalarán en el territorio de la diocesana. Informó también del tique energético por medio del convenio de colaboración que permitirá a la Xunta y a las Cáritas Diocesanas de Santiago, Ferrol, Ourense y Lugo, unir esfuerzos para mejorar la atención de las familias gallegas que se puedan encontrar en situaciones económicas complicadas y, por lo tanto, garantizar el suministro de energía eléctrica en los sus hogares.

Protocolo de atención

Un equipo de técnicos, coordinado por Lorena Lamas López de los Servicios Generales, y que se encargó de la presentación, trabaja en la elaboración de un protocolo de atención en la Acción  de Base. Con este documento, cuyo borrador estará ultimado para finales del verano, se pretende poner las bases para  que todo el mundo tenga los mismos parámetros a la hora de recopilar y ofrecer los datos estadísticos de actuación. La responsable señaló que se estaba trabajando de forma experimental con un total de 14 Cáritas para obtener los mejores resultados que luego puedan ser puestos en práctica.

Mouriño Rañó mencionó que este trabajo busca “disponer de datos reales para de este modo poder informar de la atención que realizamos con las personas”. Responsables de Cáritas Interparroquiales y de Zonas Pastorales informaron de las actuaciones que llevan a cabo y las demandas de ayuda que precisan en determinadas áreas de actuación.

La sesión de trabajo concluyó informando el director diocesano de que Inditex iba a contratar a diez personas que seleccionará Cáritas, de los acuerdos adoptados en la Asamblea de Cáritas Española y que el sillón solidario en Odontología no atenderá durante el mes de agosto.

consello_caritas