Las personas sin hogar demandan atención

Conclusiones del Encuentro Estatal

Voluntarios, agentes, técnicos y personas que están siendo acompañadas a través de los distintos programas, centros y recursos, tomaron parte en el Encuentro Estatal de Personas Sin Hogar organizado por la institución y en el que participó una representación de Cáritas Diocesana de Santiago de Compostela. Las sesiones de trabajo persiguieron como objetivo ofrecer un lugar común, un espacio de participación y reflexión para conversar y compartir experiencias, una posibilidad de relación directa entre técnicos y voluntarios con personas que viven sin hogar.

Los reunidos apostaron por un compromiso común en el camino de la inclusión contando para ello con la participación de todos los que están involucrados en la respuesta a este reto “donde escuchamos, compartirnos y transformarnos juntos, transitando por caminos nuevos de posibilidad y esperanza”.

Después de un tiempo de análisis y reflexión se han hecho públicas las conclusiones a las que llegaron los distintos equipos y comisiones de trabajo. En nuestra información recogemos aspectos fundamentales que se contemplan en el documento final y que están relacionadas con diversos apartados: salud, vivienda, empleo, participación, protección, vínculos y relaciones sociales

“La salud no es un negocio es un derecho de toda persona”

En materia de salud se insiste en que “no es un negocio es un derecho de toda persona”, denuncian, que afectan a las personas que viven en la calle. “La calle mata”, dicen, “la calle engancha, porque es muy difícil salir. Hay que tener mucha fuerza de voluntad para salir y empezar a pedir apoyo para poder volver a ser una persona integrada en la sociedad”. Insistiendo en que “todo el que está o ha estado sabe que la calle al final acabas enfermo y te abandonas a un destino, en el fondo te da igual. Lo asumes y punto”.

En cuanto a la atención sanitaria dicen: “Cuando vamos a un hospital nos volvemos invisibles. Tenemos un estigma, no hay igualdad de trato. Hay vulneración de derechos”. Denuncian que “cuando estamos en un hospital o centro de salud, se nos valora más como un problema social que como un problema de salud. Muchas veces se atiende lo puntual, lo urgente”.

En cuanto a la salud mental constatan que “encontramos muchas dificultades, no hay suficientes apoyos para situaciones que en muchos casos son complejas. Es más fácil superar una enfermedad física que una mental. Hace falta una motivación”.

“Hay muchas viviendas vacías y mucha gente en la calle”

Las conclusiones alcanzadas en el tema de la vivienda se refieren a los apartados de lo personal, de la política de vivienda y de la conciencia a nivel social. “La vivienda”, puntualizan, “sirve para hacernos feliz y como centro de familia, un sitio donde encontramos cariño y amor, teniendo vivienda es mucho más fácil conseguir empleo y bienestar, donde se general los potenciales para creer en uno mismo y encontramos apoyo a la dignidad personal”.

Al analiza los aspectos de la política de la vivienda consideran que a nivel general está fatal, “muchas viviendas vacías y mucha gente en la calle, en la realidad en que nos encontramos es que a nivel público, no se ofertan viviendas públicas y luego a pesar de la situación económica, sigue habiendo muchos desahucios”.

Al entrar en la conciencia a nivel social destacan una serie de puntos: falta de información, de ayudas temporales, y dificultades para adquirir y alquilar viviendas.

“Queremos trabajar”

Con un rotundo “Queremos trabajar”, el grupo de empleo dejó claro que todo pasa por la reinserción laboral de las personas que no tienen hogar. “Somos conscientes de nuestras posibilidades y capacidades”.

Instan a las instituciones y entidades a continuar con su labor de denuncia ante las administraciones para redactar leyes más sensibles a las necesidades: vivienda, educación, sanidad y empleo. Demandan también unificar políticas sociales a nivel estatal, para evitar diferencias entre personas en función de la ciudad o comunidad donde residan.

“La participación como valor y no como objetivo”

Para las personas sin hogar la participación es colaborar, tomar y formar parte de algo, concienciar y estar. Consideran que debe ir también hacia un aspecto más reivindicativo, tanto dentro de los recursos como hacia fuera. De ahí que la participación la proclamen como un valor y no solo como un objetivo.

Las inseguridades, los miedos y las resistencias, son los aspectos con los que más frecuentemente se encuentran las personas que viven en la calle.

Sin HOgar A

“El empadronamiento hace visible a las personas”

En cuanto a la protección social señalan que el empadronamiento hace visible a las personas. “Hay muchos ayuntamientos que deniegan el empadronamiento, siendo este básico para poder acceder a recursos económicos, residenciales, servicios sociales…”, denuncian

“Si tenemos relaciones sociales nacen vínculos”

Al abordar los vínculos, las redes y relaciones personales y sociales, se insiste en que “cuando no se tienen se buscan por otro lado, sean positivas o negativas”. Ante esta reflexión se plantea que también existe la posibilidad de que se es libre para elegir el tipo de vínculo, la implicación, el con quién.

Se constata algo que es muy claro y concluyente: “si tenemos relaciones sociales nacen diferentes tipos de vínculos, cuando éstas no existen nos sentimos solos, con malestar y la presencia de los mismos hace que nos sintamos parte de algo”.

Sobre las relaciones con la comunidad dicen que “la mayor parte de las experiencias fueron negativas por ser de desprecio, invisibilidad, maltrato psicológico”

Al formar parte de una red, recuerdan, “todos y cada uno de nosotros tenemos que marcar los ritmos, decidir lo que es importante y dar los pasos necesarios para que todo funcione”. No todo es claro, dicen, porque “también tenemos vivencias negativas de que muchas veces la sociedad nos ve como marginados y rechazados, y duele mucho más cuando es nuestra familia o entorno cercano. Todos tenemos claro que no somos nada sin los demás”

“Las Campañas son fundamentales”
Cuando analizan los efectos y logros de las Campañas, recordemos que el día central de los Sin Hogar es el último domingo del mes de noviembre, señalan que “suponen generar participación, son un reto. Se consigue implicación de mucha gente, pero habría que poner más carne en el asador, endurecer las campañas, por ejemplo en el derecho a la salud”. Denuncian que “la campaña tiene sentido en cualquier caso, pero siempre llegamos a la misma gente, se pierde fuerza”. Solicitan que se debe trabajar todo el año y no solo la semana de actos de la campaña.

Los reunidos proponen un slogan para los próximos años: “El Hogar es lo que se tiene”. Piden una mayor implicación de las Caritas Parroquiales en el desarrollo de la campaña, “deben de hacerla suyas, hay poca conciencia sobre la situación de las personas sin hogar, salvo que le toque de lleno el problema”.

Cinco años

El Encuentro dedicó una parte de su agenda a evaluar el resultado de los cinco años de Campaña Nadie Sin Hogar, un quinquenio que concluyó año pasado y durante el cual se han abordado ante la opinión pública la precariedad a la que se enfrentan las personas sin hogar a la hora de poder acceder y ejercer de manera digna derechos fundamentales como la protección social, la salud, o la vivienda, entre otros