“Los cristianos hemos de ser personas de misericordia”, afirma monseñor Barrio en su Carta Pastoral de Cuaresma

“El estilo de vida del cristiano ha de estar definido por la misericordia. Los cristianos hemos de ser personas de misericordia en el camino de la perfección”. Esta es una de afirmaciones contenidas en la Carta Pastoral “Misericordia, Dios mío, por tu bondad”, que el arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, acaba de hacer pública ante el inicio de la Cuaresma, un tiempo litúrgico que dará comienzo el próximo Miércoles de Ceniza, día 10 de febrero. El prelado compostelano pide a parroquias y comunidades que en este tiempo fuerte “se haga una reflexión sobre las parábolas de la misericordia y se contemple en las homilías el carácter bautismal y penitencial de las oraciones y lecturas que se proclaman en el periodo de la liturgia cuaresmal”.

En la Carta Pastoral, monseñor Julián Barrio se pregunta si “realmente Dios nos interesa” y asegura estar dolido al “comprobar a veces que Dios no nos interesa y que estamos viviendo a nuestro aire muy ocupados de nuestras cosas, de las que hacemos ídolos que tienen boca y no hablan, tienen ojos y no ven, tienen oídos y no oyen, y no dan respuestas a nuestras íntimas aspiraciones”. El arzobispo de Compostela pide a todos los fieles que “no hagamos esperar a Dios y volvamos a Él. ¡No digamos ya tendré otra ocasión! ¡Tal vez no podamos disponer de ella”, recuerda.

El arzobispo pide, además, vivir “los unos para los otros en la familia, en la parroquia y en la sociedad”, practicando un estilo sencillo de vida, compartiendo y ayudando con gestos de caridad. “Ante el deterioro de lo humano que padecemos”, asegura monseñor Barrio, “la fe hace la vida más humana y más digna de ser vivida”.

Adjuntamos texto íntegro de la Carta Pastoral

 

Foto de archivo: parroquiasantamariapontevedra.blogspot.com.es