Los sonidos del Congreso “Reconciliación y misericordia”

Dos jornadas para reflexionar sobre el sacramento de la penitencia en este año de la Miserricordia que estamos viviendo. El arzobispo de Santiago, Monseñor Barrio, señalaba precisamente la penitencia como una de las dimensiones básicas de la peregrinación en su ponencia inaugural

Los distintos ponentes reivindicaron la vigencia del sacramento de la penitencia. El arzobispo de Oviedo, monseñor Sanz, hizo suyas reflexiones de San Juan Pablo Segundo o del arzobispo Kasper, asegurando que en una sociedad endurecida y descristinizada, sin conciencia de pecado ni petición de perdón, urge dar testimonio de la compasión de Dios. Señaló que de una u otra forma, todas las personas necesitan sentirse perdonadas y que los que rechazan la confesión, acaban buscando otros sucedáneos

Monseñor Sanz hizo también autocrítica: asegura que a veces se ha banalizado dentro de la Iglesia el sacramento de la penitencia por exceso o por defecto…

El arzobispo emérito de Barcelona, Martínez Sistach, repasó en su ponencia varias propuestas para el proyecto misionero de la misericordia. Entre otras, citó la acogida, a todos y siguiendo el ejemplo de Jesús, sin actitud de condena, sinó de diálogo y acompañamiento.

El arzobispo de Pamplona, Francisco Pérez, el último ponente del Congreso, relató distintas experiencias de personas que son ejemplo de cómo la Iglesia puede ser oasis de misericordia y advertía que no es lo mismo sentir lástima que actuar de forma misericordiosa

El arzobispo de Santiago clausuró el Congreso con una llamada a los creyentes a ser puentes en las simas que se abren tanto en nuestra sociedad como en la comunidad cristiana. Añadía Monseñor Barrio

Patricia Iglesias