Los vecinos salvan el patrimonio

  • Las donaciones de los feligreses de Santa Cruz de Ribadulla hicieron posible la recuperación de dos retablos del siglo XVIII de la iglesia parroquial, situada en la finca del pazo de Ortigueira
  • Destaca la imagen de San Miguel Arcángel, que es una obra del imaginero José Gambino

El párroco de Santa Cruz de Ribadulla, José Sánchez Piso, está muy orgullosos de sus feligreses. Y no es para menos. Gracias a sus donaciones se pudieron restaurar dos retablos de mediados del siglo XVIII que amenazaban con pasar a mejor vida.

La obra se realizó con todas las garantías. Los encargados de llevarla a cabo fueron los profesionales de la empresa Ara, contando con el permiso y la supervisión del departamento de Patrimonio de la Xunta de Galicia

Los dos retablos que se acaban de restaurar datan de mediados del siglo XVIII y están situados en la iglesia parroquial, que está dentro de la finca del pazo de Ortigueira, propiedad del marqués de Santa Cruz de Ribadulla, Juan Armada Díez de Ribera.

Ambos retablos son gemelos en su estructura y su policromía. Uno está dedicado a las Almas del Purgatorio y el otro a la Virgen del Rosario, en el que destaca la imagen de San Miguel Arcángel, del año 1751 y que es obra del destacado imaginero José Gambino.

El estilo de Gambino, aunque se pueden diferenciar diferentes etapas dentro de sus años de actividad, se mueve entre el naturalismo barroco y la elegancia rococó. Entre sus obras destacan el paso del Nazareno de la parroquia de Santiago de la localidad de Pontedeume, la talla del San Antonio del convento de Herbón, el Cristo de la colegiata de Iria Flavia, la Santa Catalina de San Martín Pinario, algunas figuras en el monasterio de Sobrado dos Monxes y, sobre todo, la figura de Santiago el Mayor de la Catedral de Santiago de Compostela, obra datada a mediados del XVIII, y que es conocida como el Santiago matamoros.

Fuente: www.elcorreogallego.es