Momento Blanco, en Cope: emociones

¿Por cuál me decido? ¿Por la épica patriótica del “vivamos como galegos” o por la esperanza fingida y colectiva en el anuncio de la lotería 2016. “Emociones blanditas, igual a tortazo seguro”, sentenciaba un viejo profesor.

No es de extrañar que el black Friday me canse, porque invita de nuevo a comprar; otra vez más. La emoción reside en otras cosas: la contaminación, por ejemplo, que causa 30.000 muertes al año en España, disque. Y no me dan las cuentas del futuro, con todos los bosques que se incendian.

Los salarios mínimos también emocionan. Porque no dan subido y porque hacen malabarismos con ellos quienes los estiran. Y, como a cualquiera, me emocionan 22 millones de kilos; pero de alimentos. 129.000 voluntarios tratan de recogerlos para ayudar esta Navidad. La cola de la Lotería tiene más gente; y la del paro. Pero no dan de comer.

Manuel Ángel Blanco
(Cope, 25 de noviembre de 2016)