Momento Blanco en Cope: inspiración

Comenzamos con otra de esas figuras inspiradoras, para huir del panorama insufrible que protagonizan hasta el hastío algunos de nuestros dirigentes. Hoy proponemos a Charles «Chuck» Feeney. Este empresario estadounidense de 89 años, con ascendencia irlandesa, había erigido junto a otro socio las tiendas “Duty Free” de los aeropuertos. Su fundación Atlantic Philanthropies desaparecerá a finales de año, habiendo donado más de 7000€

Algunos le apodaron el “James Bond” de la filantropía por la discreción de sus donativos. Según la revista Forbes, se convirtió en el estadounidense que ha donado más dinero en proporción a su riqueza. Esto no le ha impedido “garantizar” el futuro de su esposa e hijos, invertir en salud y alimentación, o haber generado los 9000 empleos actuales de la cadena que levantó. Se arregla con un reloj de 10 euros o un piso de dos habitaciones.

Una persona que no grita; que no es estrambótica; que no humilla; que trabaja; austera; que ayuda a otras personas… ¿Dónde hay líderes mundiales de ese tipo? ¿Les permitiríamos dirigir nuestro mundo quebrado? Tal y como circula la información, nos arriesgamos a que, después del “panegírico”, aparezca por ahí un fraude. Pero a comienzos del mes de octubre, cuando subes al coche preguntándote cuál será realmente tu destino, gratifica el escuchar una noticia así en la radio. Por un momento, tras las mascarillas que cuelgan de los retrovisores como hojas de un maldito árbol de pandemia, crees ver en los conductores una sonrisa de esperanza.

Manuel Á. Blanco