Monseñor Barrio destaca en la inauguración de la Feria Apostolus la importancia de los símbolos religiosos en la sociedad

El arzobispo de Santiago de Compostela, monseñor Julián Barrio, asistió hoy a la inauguración de la segunda edición de la Feria Apostolus, una muestra internacional de artículos, arte e itinerarios religiosos y culturales, en un acto que tuvo lugar en el Monasterio de San Martín. El arzobispo compostelano aseguró que era “un honor inaugurar esta segunda edición” y dijo que la razón de ser de este encuentro “es abrir la posibilidad de encuentro en la ciudad del Apóstol y facilitar el diálogo que abre a nuevos horizontes”. Monseñor Barrio deseó a todos los expositores una “feliz estancia” en Santiago y les manifestó la “afectuosa acogida de la Diócesis”. En su intervención en el acto de inauguración oficial de la feria, monseñor Barrio recordó que “esta sociedad necesita símbolos religiosos” y apostó por hacer “una lectura creyente de la realidad”.

La feria reunirá hasta el 17 de julio en San Martín Pinario a proveedores de la Iglesia, distribuidores, artesanos, artistas, editoriales y nuevas tecnologías aplicadas. El Arzobispado compostelano y el Seminario Mayor de San Martín Pinario, que acoge el evento, colaboran con Apostolus y las ferias religiosas líderes Koinè (Italia), Gloria (Alemania), SacroExpo (Polonia) apoyan la organización del evento. Más de 30 expositores nacionales e internacionales mostrarán retablos e imágenes religiosas, proyectos editoriales, técnicas de escaneado digital de obras de arte, calefacción para iglesias, lampadarios electrónicos…

El arzobispo de Santiago recorrió los diversos stands de los expositores presentes en el recinto de San Martín Pinario en compañía del organizador del evento, Roberto Cores. A preguntas de los medios de comunicación, monseñor Barrio comentó que recorrer el Camino de Santiago es “descubrir horizontes nuevos y buscar respuestas a las preguntas que todos llevamos dentro”, siempre con la vista puesta en “agradecer el pasado”. Monseñor Barrio apuntó que a Compostela se “llega siempre como peregrino” y aseguró que “hemos de cuidar mucho la acogida”, porque muchos de los que llegan encuentran respuestas y otros siguen buscando. También explicó que desde la Catedral se hace todo lo posible para regular el acceso el templo y garantizar la seguridad, “sin miedo y pidiendo la protección del Apóstol”.