• Carta Pastoral del arzobispo a profesionales y trabajadores de la información en la LV Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales

La Iglesia celebrará este próximo domingo, solemnidad de la Ascensión, la edición LV de la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales. Con este motivo, el arzobispo de Santiago ha dirigido a los profesionales y trabajadores de los medios de comunicación una Carta Pastoral en la que asegura que “es impagable el trabajo de quienes arriesgan incluso su vida, como lo hemos visto hace unos días, para dar a conocer la realidad en que viven los más desfavorecidos”. Monseñor Julián Barrio hace así alusión tanto a la muerte de dos periodistas españoles en Burkina Faso, como al contenido del mensaje del papa Francisco a los comunicadores, en el que les invita a conocer la realidad noticiable allá donde se produce.

Monseñor Barrio recuerda que el papa indica que la invitación a “ir y ver” que acompaña a los primeros y emocionantes encuentros de Jesús con los discípulos, es también el método de toda comunicación humana auténtica”. Para el arzobispo de Santiago este proceder “anima a los comunicadores a salir de su zona de confort, y a buscar en la realidad de los acontecimientos y de las personas la verdad a través del encuentro personal”.

En su carta, monseñor Barrio recoge la experiencia del beato Manuel Lozano Garrido, “Lolo”, un periodista español al que también cita el papa Francisco en su Mensaje para este Jornada: “Este comunicador, apunta el arzobispo compostelano, “había “visto” dónde moraba el Señor y hacía de su vocación periodística un servicio a la verdad. La vida de “Lolo” es una invitación a los profesionales de los medios a embarcarse en la maravillosa aventura de informar, formar y entretener. Desde su sencillez, su delicadeza, su propia fragilidad, su humildad, enseñaba cómo dignificar a las personas con la comunicación. Nunca estas se convertían en “cosas”, siempre eran expresiones de humanidad y de dignidad”.

Monseñor Barrio finaliza su carta felicitando “a todas las personas que hacen posible esta realidad comunicacional”, al tiempo que les anima a “a velar para hacer del hecho informativo un lugar auténtico de encuentro, de gratuidad y de verdadera caridad para cualquier tipo de audiencia”.

El Papa Francisco en su mensaje para esta Jornada: “Ven y lo verás (Jn 1,36). Comunicar encontrando a las personas donde están y como son”, apuesta por una relación comunicacional de persona a persona y de corazón a corazón.