Monseñor Barrio insta a los candidatos al sacerdocio a fiarse de la salvación que ofrece Dios

La Capilla del Seminario Mayor acogió hoy la solemne Eucaristía presidida por el arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, en la cual recibieron el Rito de Admisión a las Sagradas Órdenes del Diaconado y Presbiterado los seminaristas Eduardo Amado Brea, Brais Campos Canosa, Francisco Lampón Curra, Rubén Moreira Pequeño, Santiago Núñez Fernández y A. O. V. En su homilía, monseñor Barrio aseguró que “es un signo de la providencia de Dios” la “decisión de estos candidatos que han acogido la llamada al ministerio sacerdotal”. El arzobispo de Santiago dijo a los seminaristas que “sin una experiencia personal profunda de la Persona y del Misterio de Cristo no es posible la identidad y autenticidad cristiana” y aseguró que sólo en su persona encuentra el hombre la salvación, la esperanza y la alegría. “Vivimos en un momento”, dijo monseñor Barrio, “en que nos brotan salvadores por todos los sitios: políticos, banqueros, economistas, empresarios, asesores, inversores… Lo que pasa es que no terminamos de fiarnos porque con frecuencia nos defraudan. Pero esta tarde debemos preguntarnos”, para preguntarse: “¿y de Dios nos fiamos, creyéndonos su salvación o buscamos esas otras salvaciones a bajo coste?”.

 

Foto de archivo: www.facebook.com/smcompostelano