Monseñor Barrio: “las personas sin hogar son ante todo personas a las que tenemos que hacer visibles a través de nuestro acercamiento a ellas”

Carta Pastoral del arzobispo con motivo del Día de las Personas sin Hogar, que se celebrará el día 27 de noviembre.

“Con frecuencia encontramos en nuestras calles a personas sin techo, víctimas de problemas personales (alcoholismo, desempleo, crisis familiar, o simple marginación social) a las que hay que proveer de una vivienda, pues difícilmente van a tener posibilidad de acceder a ella por sus posibilidades”. Así se lee en la Carta Pastoral que el arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, ha hecho pública con motivo del Día de las Personas sin Hogar, que se celebrará este próximo día 27 de noviembre. “No hay duda”, indica el arzobispo, “de que “la persona o la familia que sin culpa suya directa carece de una vivienda decente es víctima de una injusticia”. En el texto dado a conocer por monseñor Barrio se expresa también que “las personas sin hogar son ante todo personas a las que tenemos que hacer visibles a través de nuestro acercamiento a ellas”. El lema de la jornada de este año es precisamente “Hazme visible. Por dignidad. Nadie sin hogar”. Monseñor Barrio recuerda que muchos expertos hablan de la emergencia social en la que no se garantizan los derechos básicos de las personas más vulnerables.

En la Carta Pastoral se puede leer que “desde las distintas Administraciones a los medios de comunicación, pasando por las diferentes organizaciones sociales, han de comprometerse para que toda persona tenga un hogar propio”. Monseñor Barrio señala que “con esta preocupación las Administraciones públicas están llamadas a arbitrar “políticas adecuadas que puedan hacer frente a las situaciones de más urgente necesidad y remover los obstáculos que impiden encontrar las modalidades concretas, económicas, jurídicas y sociales, aptas a poner por obra condiciones más favorables a la solución de estos problemas”, recordando palabras de San Juan Pablo II.

El arzobispo compostelano recuerda que “la realización integral de la persona como individuo y como miembro de una familia y de la sociedad, necesita de una vivienda adecuada”. Y que “para todos, la realidad de las personas y familias sin techo se presenta como un llamamiento a la conciencia y una exigencia a poner remedio”.

Monseñor Barrio apunta, además, que “los estudiosos de esta realidad nos hablan de la emergencia social y residencial en la que no se garantizan los derechos básicos de las personas más vulnerables. Tenemos ante nosotros un reto para que nadie se encuentre en situación de sin hogar, siendo sensibles al sufrimiento que supone vivir sin hogar. Como he subrayado en otras ocasiones, nadie escoge libremente vivir en la calle. Todas las personas deben tener un hogar, este es nuestro compromiso humano y cristiano”.

Por otra parte, el viernes 2 de diciembre el Seminario Mayor Compostelano organizará su tradicional Cena Solidaria que se enmarca en la Campaña Sin Hogar de Cáritas. Como en años anteriores el encuentro solidario será presidido por el arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio. Además, Cáritas de Santiago celebrará el día de las Personas Sin Hogar el último domingo de noviembre, día 27, con una jornada de puertas abiertas en el centro Vieiro. Habrá también un acto en la calle consistente en un flashmob y lectura del Manifiesto que tendrá lugar el jueves día 24.