Monseñor Barrio llama a los jóvenes a escuchar la llamada de Dios al sacerdocio

En una Carta Pastoral para el Día del Seminario, titulada “Mensajeros de la reconciliación”, el arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, hace un llamamiento a los jóvenes de la diócesis para recordarles “que la llamada de Cristo es luz en vuestro camino. El Señor os precede siempre y llama a algunos de vosotros por amor, invitándoos a colaborar en su obra de salvación a través del ministerio sacerdotal para realizar la hermosa tarea de reconciliar, tan necesaria en el acontecer de la vida del hombre. Seguir a Cristo no es algo puntual y compromete todo nuestro ser. Es preciso mirar, escuchar y contemplarle. La llamada no es un destino, una fatalidad, una costumbre familiar o cultural sino un signo de predilección”.

En el texto, monseñor Barrio indica que los diocesanos son conscientes de la “necesidad de sacerdotes para dar respuesta a las exigencias pastorales de nuestra Diócesis. Así lo manifestáis cada vez con más frecuencia los feligreses de las distintas parroquias que desearíais contar con una mayor presencia del sacerdote”. A los jóvenes les pide “prestad oídos a esa llamada y responded sin miedo y de manera activa para hacer lo que Dios os pide! Comprender esta llamada y asumir sus consecuencias os hará felices entregando vuestra vida al servicio de los demás a ejemplo de Cristo que vino a servir y no a ser servido”.

Y a todos los diocesanos, oraciones “por las vocaciones al ministerio sacerdotal” y ayuda económica para “nuestros Seminarios Mayor y Menor con la generosidad que nos sea posible, colaborando también de este modo a la mejor formación humana, intelectual, espiritual, comunitaria y pastoral de nuestros seminaristas”.

Carta Pastoral de monseñor Barrio en el Día del Seminario