Monseñor Barrio presidió el Jubileo del Arciprestazgo de Bergantiños

El arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, presidió este domingo 5 de junio en la Catedral de Santiago la Eucaristía del Jubileo del Arciprestazgo de Bergantiños. Un acontecimiento que reunió a varios centenares de feligreses de la Parroquias que componen este Arciprestazgo.

Los asistentes, además de compartir la comida y visitar Santa Minia, Padrón, Santiago, etc. entraron en la Catedral compostelana por la Puerta de la Misericordia.

A las 19:30 hs daba comienzo la Eucaristía en la que el arcipreste de Bergantiños, D. José Cambón, fue hizo la ofrenda en nombre de todas las Parroquias pidiendo la intercesión del Apóstol Santiago.

Las lecturas de la Misa fueron proclamadas por Mayte Prieto Martín y Francisco Suárez Calvo, y cantada por Manuel Cancela Sande en castellano, gallego y latín.

En su homilía, el arzobispo de Santiago dijo a los diocesanos que todos necesitamos de la Misericordia de Dios viendo nuestras propias limitaciones y fragilidad. Además, recordó que estamos necesitados de que los demás nos traten y nos miren con misericordia porque será única manera de ir construyendo una convivencia fraterna, humana y cristiana

Así mismo, monseñor Barrio hizo una confesión de alabanza para dar gracias a Dios por tantas cosas, una confesión de vida para darnos cuenta de que hay muchas cosas que no nos gustarían que estuviera, y una confesión de fe que nos lleve a descubrir que Dios viene a nosotros con su bondad, su perdón y su misericordia.

D. Julián explicó también que la misericordia tiene que ser algo tangible y algo concreto. En este sentido, la misericordia la podemos concretar viviendo las obras de misericordia que, especialmente en este año, el Papa nos recuerda que tenemos que tratar de vivir constantemente.

Finalmente, monseñor Barrio mostró su agradecimiento con estas palabras

Galería de imágenes