Nochebuena en la Catedral de Santiago

El arzobispo compostelano, monseñor Julián Barrio, presidió en la catedral de Santiago la Misa del Gallo en la Nochebuena. Varios cientos de personas acompañaron al arzobispo en esta festiva celebración del Nacimiento del Niño Dios. “Adoramos la Palabra hecha carne”, dijo monseñor Barrio. “¡No tengamos miedo”, afirmó, “a que el Niño Dios nos vea! Él ha venido a restaurar a la humanidad conforme a los designios de Dios. Con su venida todo recupera su belleza y su dignidad, el cielo y la tierra se tocan y Dios comparte nuestra condición humana. Nadie está excluido de esta felicidad. Permitamos que la ternura del Niño Dios nos toque el corazón y ablande las durezas que nos hacen insensibles a Dios y distraídos ante las necesidades de los demás”.

Homilía íntegra de monseñor Barrio