Ofrenda floral espontánea a la Virgen

La tradicional ofrenda floral a la Virgen Peregrina no pudo celebrarse ayer con motivo de las medidas sanitarias en la prevención de la Covid-19. Sin embargo, como a la devoción no la puede frenar ningún virus, numerosos pontevedreses quisieron honrar a la santa dejando hermosos ramos de flores en una mesa que la Cofradía habilitó en el exterior del santuario. El más bello gesto para todos los devotos.

Este 2020 va a ser extraño por muchos motivos, encabezando la lista el hecho de que no vaya a tener lugar la histórica procesión por las calles de Pontevedra en la que es la única vez al año en que la imagen de la Peregrina sale al exterior.

Además, tampoco habrá ofrenda de la Diputación, que debería tener lugar hoy domingo. Desde el organismo provincial no se han aclarado los motivos sobre esta ausencia y desde la Cofradía Virgen Peregrina confirman que es la primera vez que se da esta situación.

Por el contrario, sí que habrá la misa pontifical, a las 12 horas, presidida por el arzobispo de Santiago, Julián Barrio.

Como en la ofrenda de la Diputación un cargo político pedía en esta misa siempre por alguna cuestión de preocupación social, (en los últimos años los incendios o la lacra de la violencia machista, entre otros), el presidente de la Cofradía, Ignacio Landín, realizará este año una admonición en la que se espera que aborde la pandemia del coronavirus y pida protección a la Virgen Peregrina en este sentido para todos los pontevedreses, como protectora que es de la provincia.

El santuario se cerrará de 10 a 11 de la mañana para realizar una limpieza a fondo por el coronavirus. Una hora antes de la misa de las 12 se reabrirán sus puertas para que entren los asistentes, un máximo de 72, debidamente separados, como indican las autoridades sanitarias.

Oficiará el arzobispo de Santiago, Julián Barrio, acompañado de sacerdotes de varias parroquias de Pontevedra.

Debido a las circunstancias tan especiales, no habrá sitios reservados para autoridades, aunque se espera que al menos acudan los representantes de la Escuela Naval y la Guardia Civil, a título personal.

Para el presidente de la Cofrafía de la Virgen Peregrina es importante fomentar el culto a la Virgen. «Ya hemos perdido la Semana Santa, el Corpus y esperemos que no perdamos la Navidad», pide.

La Virgen Peregrina ya viste el traje blanco confeccionado en 1992 por las monjas clarisas de Santiago de Compostela. Luce, además, esclavina y cartera entregadas por la familia pontevedresa Cervera-Mercadillo, al igual que el vestido del niño Jesús.

Hoy habrá también misas en el santuario a las 9.30 horas, 19 y 21. El Rosario se rezará a las 18.30 y 20.30 horas.

 

Fuente: Faro de Vigo