Presencia de monseñor Barrio en las celebraciones del día de la Virgen del Carmen

El arzobispo de Santiago de Compostela, monseñor Julián Barrio, presidió ayer, festividad de la Virgen del Carmen, una Eucaristía en la localidad costera de o Grove, villa a la que se trasladó tras presidir otra Eucaristía en el Convento de las Carmelitas de la ciudad de Santiago. Las gentes de la mar honraron ayer a su patrona con diversos actos. En O Grove, la procesión marítima con la imagen de la Virgen tuvo lugar por la tarde.

En una Carta Pastoral escrita con motivo de esta fiesta tan popular, monseñor Barrio había dicho que “la fiesta de la Virgen del Carmen, es una buena ocasión para que todos nosotros contribuyamos a dar un nuevo impulso al Apostolado del Mar con nuestra acción para que toda la familia marinera esté muy unida, remando todos al unísono y en la misma dirección y respondiendo cada día mejor al compromiso cristiano. La Virgen del Carmen os lo recompensará con creces”. En su escrito, el arzobispo recordaba a la familia marinera que “somos conscientes de que quienes trabajan en el mar, tienen una vida sacrificada y llena de riesgos, no siempre bien valorados. Deseamos que los Organismos del Estado y de la Comunidad Europea garanticen las condiciones de un trabajo digno, más humano y debidamente remunerado a todos los marineros”.