Programa completo «El Espejo de la Iglesia» del 20 de septiembre

Mons. Barrio recuerda el valor de la familia cristiana.

 

Anuncio Mouriño, director de Cáritas Diocesana, reunión con el Alcalde de Santiago

 

Víctor Blanco Naveira, nuevo Delegado del Clero

 

Elisardo Temperán, Canciller diocesano, sobre la reunión de los presidentes de las Conferencias Episcopales Europeas.

 

Elvira Gutiérrez, superiora de las Religiosas de María Inmaculada, carisma institucional y presencia en A Coruña.

 

Elvira Gutiérrez, superiora de las Religiosas de María Inmaculada en A Coruña sobre la marcha de la comunidad de A Coruña

 

Lorena Vilas, de la Delegación de Catequesis, de cara al nuevo curso en las parroquias

 

Miguel Varela, Delegado de Catequesis, sobre el Encuentro Internacional de Nueva Evangelización en El Vaticano.

 

Juan González-Redondo, Delegado de Pastoral Penitenciaria, actividades en torno a la festividad de N. Sra. de la Merced.

 

Judith Lucachesky, delegada de Manos Unidas Santiago, sobre la peregrinación institucional a Santiago.

 

Momento Blanco en Cope: Válga.Me Dios

Esta semana comenzaba con un crimen, el de “Valga…me-Dios”. La mente busca darle vueltas y encontrar una razón, un sentido para un suceso que corta el alma en dos. Hubo un tiempo en que el ensañamiento verbal, psicológico o físico con los culpables parecía una respuesta lógica; un desahogo por parte de la sociedad. Pero en el colectivo de las personas va tomando cuerpo una triste convicción: todos estamos un poco mal.

Los avances médicos, tecnológicos o comunicativos no funcionan por sí solos. Los progresos sociales resultan dudosos: agresividad; apatía; egoísmos; vacío; estrés; hastío… Por fortuna, los valores humanos brotan: rescatadores en un peligro; solidaridad en las catástrofes; donaciones generosas… Esas islas, deberían convertirse en continentes y, sin embargo, quieren ser borradas de los mapas por cuantos se burlan de lo más puro y espiritual que habita en el corazón.

Los saberes se encuentran a un “click” de distancia. Para viajar y abrir la mente al contacto con otros pueblos, proliferan los billetes y los vuelos. Incluso, las cosas que antes se consideraban de sentido común, se explican sin dar nada por supuesto, como un hallazgo: “al perrito, no le rías todas las gracias para que no muerda y no ensucie”. “Evita las drogas en las fiestas.” “Baja la música para dormir bien y para cuidar los oídos…”

El control de nuestros actos, pasiones y vicios conduce a la virtud. Dejar suelta la bestia interior no nos hace más libres, sino más brutos. Suprimir a Dios de la ecuación humana, condena a un amor empobrecido.

Manuel Ángel Blanco