El equipo diocesano de pastoral con personas con discapacidad reanuda su trabajo este próximo sábado día 26. Será en la parroquia de Santa María de Figueiras, en la zona rural de Santiago de Compostela, a partir de las seis de la tarde. En este encuentro se planificarán las iniciativas para este trimestre, se programará la celebración del día diocesano de las personas con discapacidad, que será el próximo 2 de diciembre. También se continuará trabajando en el proyecto de publicación de los materiales de catequesis para personas con discapacidad.

Esta comisión lleva por nombre “Catequesis Dis-Ferente”, en alusión a la discapacidad como un factor de diversidad y pluralidad, y por lo tanto, de enriquecimiento para la Iglesia y sus miembros. El equipo está coordinado por Sor Luisa M. López, hija de santa María de la Providencia, e integrado por las Delegaciones de Pastoral de la salud y de catequesis, juntamente con un grupo de voluntarias entre las que se encuentran religiosas, catequistas, profesoras y una pisico-pedagoga. Su finalidad es facilitar la accesibilidad, la participación y la inclusión de todos en la vida de la Iglesia, a lo cual hace alusión el logotipo que la identifica, un paraguas multicolor bajo el que todos entran.

Esta comisión empezó a funcionar como un fruto del Jubileo extraordinario universal de la Misericordia celebrado por la Iglesia en 2016. Su deseo es integrar la discapacidad como una dimensión trasversal de la pastoral de la Diócesis, expresión de la opción prioritaria evangélica de la Iglesia por los más pequeños y necesitados.

A lo largo de este tiempo ha ido ofreciendo materiales inclusivos para la liturgia dominical y la catequesis. Además, organizó en diciembre pasado la Jornada Diocesana de las personas con Discapacidad, a la vez que se hacía presente en diversos eventos diocesanos con el objetivo de escuchar a los catequistas y sus necesidades, de ofrecer asesoramiento y apoyo.